sábado, 7 de febrero de 2015

Raviolis de carne con salsa de mozarella.

     Cuantas maneras y cuantos rellenos existirán para los raviolis. Cuando nos hacemos esta pregunta no tenemos nada más que aceptar que estamos ante una receta que admite una gran variación en todo su contenido.

     No deja de ser un plato potente debido a los hidratos de carbono, hecho que hace que muchas persona, aun gustándoles, no consuman lo suficiente pero, que harían los deportistas sin la pasta. No hay nada más que comprobar como hacemos una buena caminata teniendo un buen plato de pasta en el estómago.
Ingredientes:
2 paquetes de pasta para raviolis, 300 gr de carne de ternera molida, 100 gr de carne de cerdo molida, 100 gr de salsa de tomate casera, 1 cebolla mediana, 1 c/p de albahaca picada, 1/2 c/p de pimentón picante, 1 c/p de lemon gras molido, 2 c/p de jengibre, 1 huevo, sal, pimienta y aceite de oliva.

Para la salsa:
200 gr de salsa de tomate casera, 1 c/p de albahaca, 1/2 c/p de orégano, 1 c/p de azúcar moreno y 200 gr de queso mozarella fresco,

Elaboración:

     Pelar y trocear la cebolla, introducir los trozo en la picadora y molerla. En una sartén con bordes altos verter dos cucharadas de aceite de oliva y freír la cebolla a fuego suave.
      Mezclar las carnes en un bol, salpimentar y añadir las especias. Mezclar de nuevo y luego echarlo a la sartén junto con la cebolla. Rehogar bien y dejar cocer unos 7 minutos o hasta que la carne cambie a un color blanquesino. Añadir unos 100 gr de salsa de tomate, mezclar bien y dejar cocer a fuego medio otros 10 minutos más, evitando que la carne se reseque.
        Mientras se cuece la carne, en una cazuela ancha, cocer las láminas de los raviolis en agua hirviendo con sal, siguiendo las instrucciones del fabricante. A medida que los vaya sacando colocarlos sobre papel absorbente. Batir el huevo y reservar.
     Una vez se tenga la carne y la pasta cocida, se coloca una cucharada de relleno sobre una lámina, se unta con una brocha un poco de huevo batido por sus bordes y se coloca la otra lámina encima, se presiona y se reserva.
     En una cazuela, se vierte la salsa de tomate restante y se calienta a fuego medio. Se le añaden las especias y se deja cocer a fuego medio durante 5 minutos, Se parte el queso en dado pequeños y se incorporan a la salsa, dejándola al fuego hasta que se derrita totalmente, revolviendo de vez en cuando.

     Para servirlos tienen varias manera de hacerlo. Introducirlos en la salsa, darles un hervor y servir, Calentarlos 5 minutos a horno suave, napar con la salsa y servir o bien cocer nuevamente la pasta durante 3 minutos en agua hirviendo, escurrir, colocar en el plato y napar con la salsa.

     Yo opté por la última, es como más me gusta, pero todo se deja a gusto del consumidor. ¡¡Buen provecho!!.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.