jueves, 10 de octubre de 2013

Morena frita

     Si hay una receta fácil y rápida en Canarias es esta, aunque no sea plato de buen gusto para todos. Hay muchas personas que con sólo oír "morena", refiriéndose al pescado se entiende, se le erizan los pelos, el motivo, la mala reputación que se le ha dado en muchos sitios. En su defensa puedo decir que, como animales territoriales que son, cuando algún intruso se mete en su terreno se muestran agresivos, pero si no se molestan, suelen tolerar tu presencia.

     Cuando era más joven y hacía pesca submarina conseguí que algunas, después de varios intentos y mucha paciencia,  comieran los trozos de pulpo y chocos de mi mano y les puedo decir que es una sensación alucinante. Volviendo a la receta, la morena tiene una carne con una textura impresionante, lo único desagradable es, según que morena, las espinas, pero para eso también hay solución.
Ingredientes:
1 morena negra de 2 kg aproximadamente, 3 cucharadas de harina o gofio, sal gruesa y aceite de oliva.

Para el mojo de cilantro:
5 dientes de ajo, cilantro, comino, sal, pimienta verde, vinagre y aceite de girasol.

Elaboración:

   La morena negra tiene menos espinas y las que están dentro de ese peso se pueden preparar directamente. No obstante, si puede comprar al pescadero de confianza ya limpia, mucho mejor.

     En caso de pescarla, se les quita las tripas, se le corta la cabeza y se abre en canal. Una vez se tenga ya limpia, se le pone la sal gruesa y se deja orear unas dos horas para que la grasa protectora de su cuerpo se reseque.

     Pasadas las dos horas, se lava  y se vuelve a echar sal. Se corta en rodajas finas, se pasa por la harina o gofio y se van friendo en el aceite caliente.
     Se hace el mojo poniendo en un mortero los dientes de ajos cortados junto con un poco de sal, se le añade 1/2 cucharada de postre de comino, la pimienta despepitada y cortadas en rodajas finas y se maja todo hasta obtener una pasta. Luego se le añade 15 o 20 hojas de cilantro finamente picadas y se vuelve a majar. Se le añade el vinagre, se junta bien todo y por último, se le va echando el aceite en un hilo fino y revolviendo hasta dejarlo en la textura deseada.

     Se sirve la morena acompañada de unas papas sancochadas y el mojo.

     P.D. En el caso de que la morena sea más grande o sea de las moteadas que tienen más espinas, se cuelga de la cabeza y con un paño entre las manos, se agarra desde debajo de la cabeza y, sin apretar demasiado pero de forma firme, se va bajando hasta la cola. Según uno de mis amigos marineros, eso hará que las espinas más pequeñas y finas, se parta y bajen a la cola, yo lo he probado y da resultado. 

3 comentarios :

  1. Todo muy bien hasta que tope con lo de la harina o el gofio, yo suelo hacerlo sin ese ingrediente porque creo que le resta algo se sabor.
    Animo y a seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias anónimo, el hecho de la harina o el gofio no es más que, al ser un pescado muy grasiento, ayuda a que al freírlo no salte. No obstante, si se sacude bien, no tiene porqué restarle sabor.

      Eliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.