lunes, 17 de septiembre de 2012

Mejillones rellenos con concha comestible

     Cuando los sirves todo el mundo se extraña a la vez que te felicitan. No tienen nada de particular salvo un poco más de trabajo, que se hace con un poco de paciencia y con ganas sabiendo que la cara que pondrán los comensales valdrá la pena. 
     Aquí pongo la receta de como hago los mejillones tigres o rellenos, como así lo llaman, lo que no significa que tengan que regirse por ella. Se trata de hacer los mejillones como lo hace cada uno y seguir los pasos para hacer que la tenga la concha y que a la vez es comestible. La idea, como no, la tuvo El Monaguillo hace ya un par de años y ha sido todo un éxito que incluso Carlos Arguiñano los hizo en su programa de televisión.
Ingredientes:
1 kg de mejillones, 200 gr de gambas o langostinos, 1 cebolla grande, 2 dientes de ajos, 1 pimiento verde, 150 ml de salsa de tomate casero, 1/2 vaso de vino blanco, harina, 2 huevos, pan rallado, sal, pimienta y aceite.

También necesario:
100 gr de harina de tempúra, 2 sobres de tinta de calamar y agua fría.

Elaboración:

     Picamos finamente la cebolla, los ajos y el pimiento y hacemos un refrito a fuego lento, en una sartén con bordes altos.

     Limpiamos bien las conchas, abrimos los mejillones al vapor y guardamos el caldo de la cocción. Cuando se hayan enfriado un poco los sacamos de las conchas y los picamos finamente con el cuchillo, pelamos las gambas o langostinos, los picamos igualmente y reservamos. 

      Cuando tengamos el refrito, le añadimos una cucharada de harina y revolvemos bien para que se cueza. Seguidamente añadimos el vino blanco y subimos un poco el fuego para que se evapore el alcohol.

      Una vez se haya evaporado el alcohol, agregamos el caldo de cocción de los mejillones, bien colado, junto con la salsa de tomate y vamos revolviendo de vez en cuando para que vaya ligando la "velouté" o "bechamel", como quieran llamarlo.
     Cuando esté todo bien ligado y aún caliente, le agregamos la carne de los mejillones y la de las gambas, revolvemos y retiramos del fuego.

    Mientras se va enfriando un poco, vamos cubriendo las medias conchas de los mejillones con film transparente y rellenando con la masa para darle forma, dejándola hasta que se enfríe por completo que ya tendrá consistencia. Una vez los tengamos todos, los sacamos de las conchas, que desechamos, retiramos el film transparente, los pasamos por harina, huevo, pan rallado y freímos.

      Ponemos en un bol el agua fría, la harina y la tinta de calamar y revolvemos hasta obtener una mezcla algo espesa. Vamos introduciendo los mejillones en la mezcla de tal modo que cubran sólo la parte de abajo, lo que cubriría la concha, y freímos en aceite bien caliente. Retiramos y ponemos sobre papel absorbente.

     P.D. Se puede servir con lo que se desee y si se rellenan conchas pequeñas, es una manera estupenda de servir como aperitivo. La salsa que ven sobre los que están en las cucharas de presentación es sólo un poco de mayonesa hecha con aceite de gambas.

2 comentarios :

  1. estos tigres tienen que estar de muerte y además con " concha" comestible

    http://lacocinadelarana.blogspot.com.es/

    Besis

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.