lunes, 24 de marzo de 2014

Pulpo cocido con aceite de mojo

     Esta que les traigo hoy es una receta que llevaba dándole vueltas desde hace ya algún tiempo. En principio es un proyecto y es muy mejorable y, cuando logre por completo plasmar la idea, tengan por seguro que la colgaré.

     No obstante, tras hacerla y darla a probar a algunos amigos presentes, me pareció una desconsideración no ponerla en el blog ya que, aún así es todo un manjar que les hará quedar de muy buena manera. También el hecho que se puede hacer con anterioridad y al servirla darle un golpe de calor. Sólo tener en cuenta una cosa, el pulpo que sea entre 3 kilos y 3,5 kilos así, con tres rejos tendrá para varios platos.
Ingredientes:
1 pulpo de 3,5 kilos, agua, laurel, sal y 4 papas medianas del mismo tamaño.

Para el mojo:
5 dientes de ajo, 1/2 c/c de comino molido, 1 c/c de pimentón, 1 pimienta pequeña, 1/4 vaso de vinagre de vino blanco, 1/2 vaso de aceite de semilla y sal.

Elaboración:

     Poner un caldero al fuego con agua, sal y una hoja de laurel y cocer el pulpo. Si es fresco, cuando el agua esté hirviendo, meter el pulpo un par de segundo y sacar, hacer esta operación tres veces y luego introducirlo. Si es congelado, dejar descongelar y meterlo sin más en el agua. Dejar cocer hasta que esté tierno. (Si van a ser cuatro personas, con tres rejos es suficiente.)
     Mientras se cuece el pulpo, se pone un poco de sal en el mortero, los ajos pelados y picados, la pimienta partida y despepitada y machacar hasta obtener una pasta. Agregar el comino y el pimentón y machacar de nuevo hasta que se mezcle bien. Por último, añadir el vinagre, revolver bien y seguidamente el aceite. Emulsionar bien, verterlo en un recipiente de cristal, tapar y agitar de vez en cuando. Luego dejar reposar para que se quede el aceite arriba y utilizarlo en su momento.

     Pelar las papas, cortar lo lados hasta dejarla en un rectángulo. En una sartén con aceite freírla a fuego suave hasta que estén fritas, procurando que no se quemen.
     Una vez el pulpo cocido, dejar que vaya enfriando en su agua y, cuando se pueda trabajar con el, sacar con cuidado y cortar por la parte más gruesa trozos generosos, uno por comensal e ir emplatando. A su lado colocar una papa frita, regar con el aceite del mojo y servir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.