jueves, 16 de enero de 2014

Pavo relleno asado, con salsa de uvas

     Esta receta tenía pensado ponerla antes de las fiestas navideñas pero me fue imposible. No es una receta que haga mucho, pero si es verdad que hay amigos que la han probado que, en ocasiones, cuando nos reunimos para comer, me piden que la hagan y yo encantado porque, quitando el deshuese del pavo, lo demás no tiene mayor dificultad.

     Uno de esos días fue la noche de fin de año que no fuimos muchos a comer, con el añadido de que dos de los comensales son celiacos, por lo que pensé en esta receta acompañada con la salsa de uvas y como siempre gustó.
Ingredientes:
1 pavo de 3,5 kg, 2 manzanas reinetas, 50 gr de orejones, 50 gr de dátiles sin hueso, 50 gr de pasas moscatel sin pepitas, 100 gr de nueces de macadamia, 2 limas, jengibre (1 trozo de 2 cm), 2 c/s de miel, 1 vaso de vino blanco, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.

Salsa de uvas:
500 gr de uvas blancas, 1 vaso de caldo de ave y aceite de oliva.

Elaboración:

     Se limpia, lava y deshuesa el pavo por la parte de la pechuga dejándole los del lomo para que no se rompa al rellenarlo.

      Se ponen a hidratar en un poco de agua templada los orejones y las pasas.

     Una vez deshuesado, se lava y seca bien el interior, se salpimienta y se reserva.

     Escurrir los las pasas y los orejones y picar estos en trozo pequeños junto con los dátiles y las nueces, más o menos del mismo tamaño que las pasas. Pelar y despepitar las manzanas, cortarlas en dado, mezclar todo en un bol, rallar el jengibre sobre las frutas y rociar con el zumo de las limas.

     Rellenar el pavo con la fruta, verter la miel, cocer y bridar para que no pierda su forma.
     Poner el pavo sobre papel de aluminio, rociar con aceite de oliva virgen y cerrar de forma que quede sellado. Colocar en la bandeja, meter en el horno, previamente calentado a 170ºC y asar durante dos horas y media.

     Se lavan, despepitan y pelan las uvas. Se guardan un tercio y el resto se tritura, luego se cuela y se reserva el zumo.

     En un cazo con un poco de aceite de oliva, se saltean las uvas que hemos guardado un par de minutos, luego se le añade el caldo y se deja cocer cinco minutos más. Por último, se le añade la mitad del zumo de uvas, se baja el fuego y se deja cocer a fuego lento hasta que reduzca un poco y tome consistencia.

     Pasada una hora de cocción, se le retira el papel de aluminio al pavo, se vierte el vino en la bandeja junto con un poco de zumo, se baja la temperatura a 150ºC y se deja cocer una hora y media más, o hasta que esté tierno, regando de vez en cuando con el zumo restante.
     Finalizada la cocción, se deja reposar unos 7 minutos en el horno con la puerta abierta. Pasado ese tiempo ya los jugos se abran asentado, por lo que se puede trinchar y servir.

     P.D. Tener en cuenta de no rellenar mucho el pavo ya que se corre el riesgo que en la cocción se rompa, al encoger por el efecto de la deshidratación.               

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.