jueves, 2 de enero de 2014

Muslo de pato en salsa de naranja.

     El comer pato en España, me refiero al pato entero, no tengo mucha noticia de ello y en Canarias, puedo decir que es casi nula. Bien es verdad que ciertas partes del pato, como son la pechuga (magret) y los muslos, bien sea asados o confitados (cocidos durante largo tiempo en su grasa), si se comen bastante y hoy, les traigo una receta de una de esas partes bastante sencilla y que no lleva mucho tiempo por lo que vale la pena ya que es muy sabroso.
Ingredientes:
4 muslos de pato, 4 naranjas grandes de zumo, 1 vaso de caldo de ave, 400 gr de papas pequeñas, 2 c/s de azúcar, ralladura de una naranja, 200 ml de vino blanco, sal y aceite de oliva.

Elaboración:

     La noche anterior de salan los muslos y se dejan hasta el día siguiente salándose. Al día siguiente, le lavan bien y se reservan.

    Se pela una naranja, se le retira todo lo blanco y se desgaja. A la piel se le retira también todo lo blanco, se corta en juliana, se desgaja y se reservan.

     En una fuente refractaria, se colocan los muslos de pato junto con la mitad de los gajos de naranja. Se salan un poco, se vierte el vino y se mete en el horno, previamente calentado a una temperatura de 200ºC,  y se asan unos 20 minutos por cada lado.
     Mientras se cuecen los muslos, se coloca una cazuela al fuego con el zumo de las tres naranjas restantes, se calienta un poco, se le añade el azúcar y se revuelve hasta que se disuelva del todo. A continuación se le añade el caldo de ave, se mezcla bien, luego un poco de la cáscara de naranja cortada en juliana para que le dé un poco de amargor. Se deja a fuego lento para que vaya reduciendo. 

     A continuación se pelan las papas y se le da una forma torneada. Luego se cuecen en agua hirviendo con sal y cuando estén cocida, se escurren y se reservan.

     Una vez cocido los muslos, se sacan del horno y se dejan reposar 5 minutos. 

     Se vierte una cucharada de aceite de oliva en una sartén y se saltean las papas. 

     Se espesa la salsa con un poco de maizena diluida en agua fría, se vierten el restos de gajos de naranja y se deja que hierva.

     Al servir, se pone un muslo por comensal acompañado de unas papas torneadas, unos gajos de naranja y salseado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.