sábado, 28 de diciembre de 2013

Hamburguesas con salsa teriyaki.

  No se asusten cuando vean la foto, ni tampoco piensen que los orientales se comen las hamburguesas de ese tamaño, aunque si las comen algo gruesas. El que las haya hecho de este tamaño no es ni más ni menos que, al ser nueve a la mesa, se decidió que las hiciera de 200 gr, con el pequeño reto de ver si las dejaba jugosas y, como yo ante un reto voy con poco, ahí tienen el resultado.
Ingredientes:
400 gr de carne de vaca picada, 200 gr de carne de cerdo picada, 30 gr de panko, 6 cebolletas chinas, 2 ajos dulces chinos, 1 c/c de wasabi en polvo, 1 huevo, 200 ml de leche entera, sal  y aceite.

Para la salsa:
1/2 vaso de salsa de soja, 1/2 vaso de sake, 1/2 vaso de mirín, 3 c/s de azúcar glas.

Elaboración:

     Poner el panko en un cuenco, verter la leche y dejarlo que infle por espacio de unos 15 minutos.

    En otro cuenco mayor, poner la carne, espolvorear el wasabi, añadir las cebolletas y ajos picados, el huevo un poco batido, el panko inflado, sal y mezclar bien con las manos humedecidas. Tapar con film transparente y guardar en la nevera una hora para que se compacte.

     Media hora antes de empezar a freírlas, sacar la de la nevera para que se atempere. Calentar el horno a 200ºC e ir formando las hamburguesas. (yo utilicé un molde).
     Una vez formadas, en una sartén con un par de cucharadas de aceite, se marcan 3 minutos por cada lado para que queden doradas. Luego se ponen en una placa forrada de papel y se meten al horno aproximadamente unos 10 minutos.

     Mientras se cuecen, se pone en un caso al fuego, la salsa de soja, el sake, el mirin y el azúcar, remover constantemente hasta que se disuelva el azúcar. Una vez diluida, bajar el fuego y dejar reducir hasta que espese un poco.

     Servir acompañado de arroz, un poco de ensalada y la salsa en un pequeño bol para que el comensal se sirva.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.