domingo, 24 de febrero de 2013

Aceitunas aliñadas con mojo

     Por el mes de septiembre, mi amigo y compañero Samuel, hicieron la recogida de la aceituna de los olivos que tiene plantados en tierras familiares. Toda la cosecha es prácticamente para elaborar aceite pero fui unos de los pocos afortunados a los que le guardó un par de kilos.
     La variedad que se cultiva en la isla es mayormente la "verdial" y, según los estudios data de algunos siglos atrás y también fue exportada a Sudamérica. Aunque Canarias no lleva mucho tiempo elaborando aceite ya que su producción no es muy grande, si es verdad que la calidad de las misma está adquiriendo una gran fama al elaborarse , de momento, sólo y exclusivamente aceite de oliva virgen. 
     Esta receta que pongo hoy aquí, posiblemente se creó debido a que los agricultores que tenían algunos olivos y su cosecha no daba para más, la utilizaban para consumo propio preparándolas de esta manera.
Ingredientes:
2 kg de aceitunas, 10 dientes de ajos, 3 pimientas piconas, 1 c/s de orégano, 4 ramas de tomillo,  1 hoja de laurel, 1/2 c/s de pimentón, 1/4 vaso de aceite, 1/2 vaso de vinagre, sal y agua.

Elaboración:

     Primeramente se endulzan las aceitunas y para ello existen dos métodos que lo único que se consigue es que endulcen un poco antes. En los dos se tiene que poner las aceitunas en un tarro gran de cristal y cubrirlas con agua que se cambiará a diario y se dejará entre 15 y 20 días. Si se quiere que endulcen más rápido, se le hará un corte lateral a la aceituna. Pasado este tiempo comprobamos que las aceitunas están dulce (probando una) y preparamos el aliño.  
     En un mortero grande, ponemos un poco de sal, los ajos y las pimientas cortados y machacamos hasta obtener una pasta, luego se le añade el orégano, el pimentón, el laurel y el tomillo, a continuación añadimos el aceite y revolvemos hasta que se mezcle bien, luego se le añade el vinagre y se vuelve a mezclar hasta que emulsiones un poco.

     Escurrimos las aceitunas, lavamos bien el tarro y las volvemos a introducir en él. A continuación se le incorpora el mojo, tapamos el tarro y lo sacudimos para que todas las aceitunas se impregne. Por último, le añadimos agua hasta casi cubrir, tapamos herméticamente el tarro y las dejamos reposar 10 días más.
     Aquí les dejo una buena manera de acompañar un buen trago de ron, tequila, whisky, o a su bebida preferida, de esta manera las tomamos en mi tierra o bien con un buen potaje. ¡¡Que aproveche!!          

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.