jueves, 3 de enero de 2013

Almejas a la marinera

     Aquí les traigo una famosa receta que tiene múltiples versiones, se dice que es de origen gallego y yo me lo creo porque para las recetas de mariscos son únicos.
     Tampoco es que se diferencie mucho una receta de otra pero si que, al ponerle harina o pan rallado o en vez de vino de ribeiro se le pone chacolí o malvasía, si le da otro toque pero sin mucha diferencia. También está el toque del pimentón, unos les pone dulce y otros picante, otros como es mi caso, no le ponen, pero  se le da el toque picante con un poco de pimienta, esto es lo bueno que tiene la cocina y como siempre se ha dicho, en la variedad está el gusto.
Ingredientes:
1 kg de almejas, 3 cebolletas tiernas, 4 dientes de ajos, 1/2 pimienta picona, 1 cucharada de pan rallado, perejil, 1/2 vaso de vino blanco, sal y aceite de oliva.

Elaboración:

     Metemos las almejas en un recipiente con agua fría y un poco de sal por espacio de una hora en la nevera para que suelten toda la arena que puedan tener. 

     Se pican finamente las cebolletas, (yo las trituro) y se pone a freír en un par de cucharadas de aceite de oliva a fuego suave.

     Mientras, en el almirez, majamos los dientes de ajos y la pimienta junto a un poco de sal hasta formar una pasta. Luego añadimos el pan rallado y las hojas de perejil picadas y majamos de nuevo juntando todo y reservamos.
     Una vez tengamos la cebolla transparente, incorporamos el majado y rehogamos un poco. Añadimos el vino y subimos el fuego para que evapore el alcohol, revolviendo para que se mezcle bien. Volvemos a bajar el fuego y metemos las almejas, desechando todas aquellas que estén abiertas. Tapamos la sartén y dejamos hasta que se abran, desechando igualmente todas aquellas que no se hayan abierto.

     Se sirven en plato hondo o en cazuelas tan pronto se retiren del fuego.

2 comentarios :

  1. Tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  2. Con un buen vino blanco muy frío debe estar riquísimo.

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.