domingo, 10 de julio de 2011

Conejo al romesco

     Una de las miles de forma de preparar un conejo, pero con un toque particular que le da la salsa de romesco. Salsa catalana, de la zona de Tarragona que se ha hecho famosa por los "calçots", esto no es nada más ni nada menos que cebolletas que se asan a la parrilla y luego, se le quita la primera piel, se moja en la salsa y se come tal cual. No lo he probado nunca pero todo aquel que lo ha ello sólo dice cosas buenas.
Ingredientes:
1 conejo de unos 2 Kg, 1 cebolla, 5 papas medianas, 1 vaso se vino blanco, agua, aceite, sal y pimienta.

Para la salsa:
100 gr. de almendra pelada, 80 gr. de avellana peladas, cuatro tomates maduros (para salsa), 2 c s de harina, 1 cabeza pequeña de ajos, 1 c p de pimentón, la pulpa de 2 ñoras o pimientos choriceros, 1 rebanada de pan frita, 1 guindilla (opcional), 1 vaso de aceite de oliva virgen (AOVE), 1/2 vaso de vinagre y sal.

Elaboración: 

   Lavamos, limpiamos de grasa y cortamos el conejo en trozos, lo secamos bien, salpimentamos y en una sartén grande o mejor en un recipiente de barro, lo marcamos en un poco de aceite bien caliente. Sacamos y dejamos escurrir en papel absorbente.

     Pelamos las papas, partimos a la mitad y las cocemos en agua hirviendo con sal.

     Mientras se cuecen las papas elaboramos la salsa poniendo en el horno la cabeza de ajo, los tomates a los que habremos realizado una cruz en la parte superior, las almendras y las avellanas por espacio de 10 minutos a 180º C. Una vez asados, pelamos los ajos, los tomates, a los que despepitamos también y los metemos en el vaso de la batidora junto con las avellanas y las almendras. Añadimos la harina que habremos tostado un poco en una sartén, la pulpa de las ñoras o pimiento choriceros, el aceite y el vinagre. Batimos todo bien hasta que quede una pasta suave, le añadimos el pimentón y la pimienta (si se quiere un toque picante). Volvemos a batir, ponemos a punto de sal y se reserva.

      En el aceite donde se frió el conejo, freímos la cebolla cortada finamente. Cuando esté transparente, desglasamos con el vino, dejamos que se evapore el alcohol y que reduzca un poco. Añadimos nuevamente el conejo, incorporamos la salsa y revolvemos bien dejando cocinar por espacio de unos 12 minutos a fuego suave con el recipiente tapado.

     Se sirve caliente acompañado de las papas sancochadas (cocidas).


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.