viernes, 18 de septiembre de 2015

Cabrito lechal (baifo), al horno.

     Después de la ola de calor que hemos tenido todo el verano, han llegado unos días lluviosos, aunque no tan fríos, que invitan a comer algo más contundente, comida familiar, reunirse para una buena charla y con unas buenas copa de vino en las manos mientras el "baifo", se hace lentamente en el horno e impregna la casa con ese olor que te hace estar salivando, esperando a oír esa bendita frase que dice ¡¡A la mesa!!.

     Esto, explicado a groso modo, es lo que ocurrió cuando hice este pequeño baifo al estilo tradicional, de la forma más sencilla que se puede, pero la más sabrosa porque saca toda la esencia de la carne.
Ingredientes:
1/2 cabrito lechal, 10 dientes de ajos, romero, orégano, 1 c/c de pimentón dulce, 1 vaso de vino blanco, 1/2 pimienta, agua y sal.

Elaboración:

     Hacer unos cortes espaciados al costillar y la pata, que serán las raciones que se sirvan.

     En un recipiente de barro que quepa el cabrito, de bordes no muy grandes, llenarlo hasta la mitad de agua y luego verter 1/2 cucharada de sal y diluir un poco.
     Meter la carne en el recipiente y luego meter este en el horno, previamente calentado, a una temperatura de 180º C. por espacio de 40 minutos.
     Mientras se está cociendo el cabrito, en un mortero se ponen los dientes de ajo pelado y picado, la pimienta troceada, el orégano y el romero. Se machaca hasta obtener una pasta, luego se le agrega el pimentón, se mezcla  bien y finalmente se le añade el vino. Se revuelve y se deja reposa un poco para que mezclen los sabores.
     Cuando la carne esté tomando un ligero color marrón, se va mojando con la majada, hasta que el color se acentúe un poco. Luego se le da la vuelta y se deja nuevamente hasta que tome un poco de color y se repite la acción, así hasta que esté cocido y la carne bastante tierna.

     Se sirve caliente y acompañado con la guarnición que se desee, en este caso con una papas fritas, que antes estuvieron aliñadas con un poco de romero. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.