lunes, 8 de septiembre de 2014

Arroz cremoso con calamar y almejas a la marinera.

     Cuando algún amigo viene a casa a comer y anteriormente ha probado este arroz, no es extraño que me diga, "oye, si te compro el calamar y las almejas haces el arroz??". Con esto quiero decir que, sin ser un plato para enmarcarlo como fenomenal, si es, por su combinación de sabores diferente y que agrada a la mayoría de las personas que lo comen.

     Normalmente lo sirvo como plato único cuando se da el caso de que lo comemos entre amigos, antes, por supuesto, ya han habido aperitivos que pueden ser suaves o fuertes, como pueden ser las papas revolconas de la que pronto pondré la receta y regado siempre con vino o cerveza, por lo tanto este arroz sirve como colofón a la comida.
Ingredientes:
400 gr de arroz arborio, 4 chalotas, 2 dientes de ajo, azafrán molido, 1 calamar mediano limpio, 1/2 vaso de vino blanco, 1 litro de caldo de pescado, sal, pimienta y aceite de oliva virgen.

Para las almejas:
300 gr de almejas, 2 dientes de ajos, 1 c/c de pimentón dulce, 1 c/p (rasa) de harina 1/4 vaso de vino blanco y aceite de oliva virgen.

Elaboración:

     Dos horas antes, poner las almejas en un bol con agua y un poco de sal para que suelte toda la arena que pueda tener.

     Cortar las chalotas y los ajos finamente y rehogar 10 minutos en una cazuela ancha con cuatro cucharadas de aceite.

     Añadir los calamares cortados en dados regulares y dejar cocer a fuego medio durante otros 7 minutos. Añadir el azafrán y mezclar bien.
    A continuación añadir el arroz y rehogar durante 5 minutos para que se vaya mezclando los sabores. Agregar el caldo caliente y dejar cocer entre 20 y 25 minutos, siguiendo las pautas que marque el arroz.
     Mientras se hace el arroz, escurrir las almejas, colocarlas en una cazuela ancha, verter medio vaso de agua, tapar la cazuela y dejarlas a fuego suave hasta que se abran. Una vez abiertas, pasarlas a otro recipiente y taparlas con un paño húmedo. Colar el caldo por un colador fino y reservar

     En una sartén ancha echar dos cucharadas de aceite de oliva virgen y freír los ajos picados hasta que tomen un ligero color dorado. Retirar del fuego, echar la harina y el pimentón y revolver inmediatamente para que no se quemen. Añadir el vino, remover bien y volverlo al fuego.
     Cuando el vino casi se haya consumido, se introducen las almejas y se rehogan bien. A continuación añadir el caldo de cocción, dar un hervor y retirar del fuego.

     Finalizada la cocción del arroz, servir en los platos, colocar por encima almejas, luego regar con el caldo de cocción y servir caliente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.