lunes, 11 de agosto de 2014

Solomillo de cerdo con panceta curada.

     Seguimos con las recetas sencillas y prácticas para disfrutar del verano. Esta que les pongo hoy pueden también servirlas como tapa o bien para una cena informar entre amigos.

     El que se le dé más categoría, tan sólo tiene que ver con la materia prima que se utilice. En este caso se ha hecho con solomillo de cerdo, pero también se puede hacer con el de ternera o vaca. En algunas ocasiones, cuando hemos estado algunos familiares y amigos reunidos, también he utilizado la entraña, esta última hecha a la brasa y queda verdaderamente exquisita. El punto de cocción se lo da cada uno a su gusto.
Ingredientes:
2 solomillos de cerdo, panceta curada (12 tiras), 1 vaso de caldo de carne, 1/2 c/s de caldo oscuro, 1 c/s de mantequilla, sal, pimienta y aceite de oliva.

Elaboración:

     Limpiar los solomillos de la grasa sobrante, cortar en trozos de ración, salpimentar, albardar con una tira de panceta (envolverla) y reservar.

     En una sartén o asador con un poco de aceite bien caliente, marcar los trozos de solomillos durante 1 minutos por cada lado. Colocarlos en una bandeja de horno y hornearlos durante 6 minutos a 150º, con el horno previamente calentado.
     En una sartén, derretir la mantequilla, luego agregar el caldo oscuro y revolver despacio para que se mezcle bien. Finalmente añadir el caldo y dejar que reduzca y espese a fuego lento.
     Una vez hechos los solomillos, colocar en los platos y servir salseados.

     Si se opta por la tapa, servirlos en un plato pequeño acorde. En el caso de servir como segundo plato, le va bien un acompañamiento de arroz o papas fritas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.