jueves, 24 de octubre de 2013

Pulpo braseado con mojo de cilantro y alioli de mango

     Si son amantes del pulpo, les recomiendo esta receta. El contraste de la acidez del mojo junto a lo agridulce del alioli de mango, le da un sabor muy agradable que invita a seguir comiendo. Conozco a muchas personas que comen un determinado productor de una o dos maneras y no hay quién los saque de ahí, llegando incluso a conocer una receta nueva que, sin probarla, dicen que no le gusta.

     Esta receta la hice cuando me encontraba con unos amigos y precisamente uno de ellos no la quería probar, aún gustándole el pulpo a rabiar, por el mero hecho de su forma de preparación. Después de mucho insistir en que la probase para que tuviera elemento de juicio para opinar sobre ella accedió...... resultado, casi nos deja sin pulpo.
Ingredientes:
1 pulpo de aproximadamente 2 kg limpio, agua y sal

Para el mojo. 
5 dientes de ajo, 1/2 c/c de comino molido, cilantro, 1 guindilla verde pequeña, 1/4 vaso de vinagre de vino blanco y 1/2 vaso de aceite de semillas.

Para el alioli de mango.
1 mango mediano, 2 diente de ajo, 1 huevo, 1 lima, sal y aceite de oliva.

Elaboración:

     Se cuece el pulpo en agua con sal.

     Mientras se cuece, se elabora el mojo. Se ponen los ajos en el mortero junto con un poco de sal y el comino y se majan hasta obtener una pasta, luego se le añade la guindilla despepitada y cortada en aros finos y se vuelve a majar. A continuación se le añade el cilantro picado (al gusto), se vuelve a majar. Se vierte el vinagre, se mezcla bien y finalmente se le incorpora el aceite, se emulsiona un poco y se reserva.

     Igualmente se elabora el alioli poniendo los dientes de ajo en un caso con un vaso de agua al fuego y, cuando comience a hervir, se retiran, se secan y se meten en el vaso de la batidora junto con el huevo y zumo de la lima. Se pela el mango, se parte en pequeños dados su pulpa, se agrega al vaso y se tritura. Una vez triturado, se vierte el aceite poco a poco hasta darle la textura de un alioli no demasiado espeso.

     Una vez se tenga el pulpo cocido, se deja enfriar un poco y se le cortan los rejos, cortando también la parte más fina de delante, dejándolos más o menos todos del mismo tamaño. 
     Por último, se marcan los rejos en una sartén al fuego con unas gotas de aceite y se sirve caliente acompañados de un poco de mojo, otro de alioli de mango y unas papas cocida con su piel, cortadas en rodajas y luego marcadas en un poco de aceite.     

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.