jueves, 8 de agosto de 2013

Rollitos rellenos de arroz y verduras.

     Siguiendo con las recetas veraniegas, aquí les traigo una que nunca pasa desapercibida, sea cual fuere su relleno. La obleas de arroz hace que no sea una comida pesada, y el arroz se encarga de saciar el apetito para poder disfrutar más del día allí donde estés, playa, campo, etc.

     Como digo, admite prácticamente cualquier relleno y una gran variedad de combinaciones, también tiene la ventaja que se pueden hacer bastantes y los que sobren se guardan en la nevera tapadas con film transparente y, cuando se vayan a comer, se calientan un poco en el microondas y ya está.
 Ingredientes:
24 obleas de arroz, 100 gr de arroz jazmín, 3 cebolletas frescas, 1 puerro pequeño, 1 pimiento verde, 1 zanahoria pequeña, perejil o cilantro, jengibre fresco y brotes de germinados (al gusto), 100 gr de gambas peladas, 1 c/c de salsa de sésamo, 1 c/s de mirin (vino de arroz), sal y aceite de oliva. 

Elaboración:

    Se pone a cocer el arroz en agua con sal y una cucharada de aceite.

    Se tritura la cebolleta o se corta en una juliana fina, el resto de verdura se corta en bastoncitos y se ralla el jengibre.

     Una vez se tiene preparada todas las verdura, se va rehogando en un poco de aceite de oliva, procurando dejarlas al dente. A continuación se le añade el mirin y se deja reducir un poco, finalmente se le añade la salsa de sésamo, se revuelve bien para que se impregne todo de su aroma y sabor y se reserva.
     A continuación, se salpimientan las gambas y se saltean en una cucharada de aceite, se le agrega el perejil o cilantro picado y luego se junta con las verduras.

    Una vez se tenga el arroz en su punto, se vierte en un cazo con bordes altos, se le añade la verdura, se mezcla todo bien y se reserva.

     Se pone un cazo con agua y se van remojando las obleas de arroz. A medida que se ablandan, se sacan del agua, se extiende en un paño un paño húmedo, se le pone una cucharada de relleno, se cierra como un rollito de primavera y se reservan.
     Por último, se cuecen los rollitos al vapor y se sirve acompañados de algunas hojas de rúcula, berros, lechugas o cualquiera otra que sea del agrado y una salsa de chile suave para darle un toque de picante que siempre le viene bien.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.