domingo, 11 de agosto de 2013

Conejo al horno

     Otra receta de verano, sencilla, rápida y como dice mi mujer, de las que no manchan la cocina. La receta es básica, por lo que se le puede añadir los ingredientes que se deseen, lo único que se tiene que vigilar es el punto de cocción para que el conejo quede crujiente por fuera y jugoso por dentro.

      Acompañado con una buena ensalada de primero o un buen gazpacho, es una comida bastante sana, nutritiva y saludable.
Ingredientes:
1 conejo de 2 kg aproximadamente, 2 cebollas grandes, 2 papas medianas, 3 dientes de ajo, 1/2 c/c rasa de pimentón picante, tomillo, romero, 1/2 vaso de bino blanco, 1 vaso de agua mineral, sal, pimienta y aceite de oliva virgen.

Elaboración:

     Se cortan las cebollas en juliana fina y se ponen en el fondo de una cazuela de barro, luego se pelan, se lavan y se cortan las papas en rodajas de 1/2 cm y se colocan encima de la cebolla. Se le añade el vino y el agua mineral, se salpimienta y se reserva.

    Se limpia bien el conejo de grasa, se reserva el hígado, se salpimienta, se coloca sobre la cama de cebollas y papas y se mete al horno previamente calentado a 250ºC, durante 15 minutos.    
     Mientras se empieza a asar el conejo,  se corta el hígado y se fríe un poco (que cambie de color nada más) en una cucharada de aceite. En un mortero se machacan los ajos junto con los trozos de hígado y, cuando tengamos una pasta, le añadimos las hierbas aromática al gusto y la media cucharada de café de pimentón, se liga bien y se reserva.

     Pasados los 15 minutos, se abre el horno y se embadurna el conejo con la pasta y se introduce nuevamente dejándolo asar otros 35 ó 40 minutos más a 180ºC, regándolo de vez en cuando con el jugo de cocción.
     Una vez finalizada la cocción, se coloca un molde redondo en el centro del plato, se rellena con papas y cebolla, luego se coloca dos o tres porciones de conejo, se riega con el jugo de cocción y se sirve caliente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.