domingo, 26 de mayo de 2013

Pollo estofado

     Esta receta me la facilitó la madre de un amigo que en la actualidad tiene 85 años. Cuando era joven y pasaba cerca de su casa sabía cuando estaba haciendo el pollo estofado y, en alguna ocasión, me invitó a comer ya que su hijo pertenecía al grupo que salíamos los fines de semana juntos.
     Ella le llama "pollo borracho" y comentaba que lo aprendió de su madre y esta a su vez de la suya. Cuando le pregunté como era posible hacer un pollo tan sabroso y cual era el secreto me contestó: "Mira rebenque, a mi me enseñaron a cocinar con lo que tenía en ese momento a mano y en mi casa siempre hay cebollas, pimientos, ajos y zanahorias, lo demás es cosa de tu entendedera. Mi marido siempre se echaba algún pizco, pues tenía ron, también hay vino y cerveza y en el pequeño huerto de afuera tengo hierbas, con eso ya tienes suficiente, lo demás son todo paparruchas". La hice tal cual me dijo.
Ingredientes:
1 pollo de unos 2 kg (si es de corral mejor), 2 cebollas, 1 pimiento verde, 2 zanahorias, 1 c/c de comino molido, tomillo, 2 hojas de laurel, 3 clavos de olor azafrán, 1 vaso de caldo de pollo casero, 1 botellín de cerveza de 20 cl, ron colorado, vino blanco, 3 papas grandes, sal, pimienta y aceite de oliva.

Elaboración:

     Se limpia y lava bien el pollo retirándole todo resto de grasa y de plumas o cañones; se corta en octavos y se salpimenta.

     En un cazuela de bordes altos con tapa, se vierte un par de cucharadas de aceite de oliva, se marcan los trozos de pollo hasta que estén ligeramente dorados, se retira y se reservan.

     En el mismo aceite se fríen las cebollas hasta que esté transparente, luego se le añaden los ajos en láminas y se deja otros 5 minutos más. A continuación se le añade la zanahoria picada, el pimiento, las hierbas aromáticas, los clavos  y se deja cocer otros 20 minutos más, siempre a fuego lento.

     Pasado este tiempo se le añade el vino blanco y se deja que vaya evaporando el alcohol sin subir el fuego, luego se le añade un chorrito de ron y se deja otros 5 minutos, siempre a fuego lento. Seguidamente se incorpora nuevamente los trozos de pollo a la cazuela, se añade la cerveza, se rehoga un par de minutos, luego se le añade el caldo, se revuelve bien, se tapa la cazuela y se deja cocer a fuego lento unos 35 minutos.
     Mientras se cuece, se pelan y lavan las papas y pasado el tiempo, se parten sobre el guiso en trozos regulares, se le añade el azafrán, se revuelve bien todo, se vuelve a tapar y se deja hasta que las papas estén cocidas, meneando la cazuela de vez en cuando para que no se pegue. Se sirve caliente

     P.D. Lo único que hay demás de la receta son unos espárragos trigueros que tenía guardados, que le dieron también su toque.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.