domingo, 5 de mayo de 2013

Caldo de ave.

     Vamos a seguir con algo que posiblemente muchos dominen, pero que es algo básico en la cocina como son los caldos o fumé. Son caldos esenciales para realzar el sabor de los platos que hacemos y así evitar muchos productos desecados o salsas ya hechas, que no quiero decir que sean malas pero, haciéndolo nosotros, sabemos lo que estamos comiendo, el producto que se ha utilizado, cuanto tiempo tiene de hecho y lo principal, que lo hemos hecho a nuestro gusto.
     Para hacer éste utilicé la carcasa, un poco de grasa y resto del pollo de corral que hice la última vez, por lo que aún tiene mucho más sabor.
Ingredientes:
Una carcasa y restos de pollo, 1/2 cebolla, 1/2 pimiento, 1 zanahoria, 1 puerro pequeño, 1 calabacín pequeño, 5 granos de pimienta negra, sal, agua y aceite.

Elaboración:

     Partimos en dos la carcasa, la ponemos en una olla con 2,5 litros de agua, la colocamos a fuego lento durante unos 20 minutos.

     Pasados cinco minutos le añadimos la zanahoria y el calabacín pelados, los granos de pimienta y las demás verduras previamente lavadas.
    Durante la cocción vamos retirando la espuma que se vaya concentrando hasta que quede el caldo limpio. Una vez finalizada la cocción, retiramos la olla del fuego y dejamos que se enfríe. 
     Finalmente retiramos las verduras, colamos el caldo, lo metemos en tarros y lo guardamos en la nevera, lo que vayamos a utilizar pronto, o en el congelador para utilizarlo en su momento en cualquier comida o bien para hacer una sopa. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.