jueves, 28 de marzo de 2013

Sama (Hurta), a la marinera.

    Para este plato usé la llamada sama de pluma y no la roquera con la que hice al horno con papas panaderas. Es el mismo pescado, pero la diferencia entre ambas sólo estriba en que la de pluma, debe su nombre a que tiene una espina dorsal bastante larga y se encuentra a más profundidad. 
     La roquera, es más redondeada, tiene unas listas verticales de color más pronunciado, se encuentra a menos altura y siempre en zonas de roca, donde se alimenta de pequeños peces y mayormente de pequeños mariscos, lo que le da ese sabor exquisito.
Ingredientes:
1 sama (hurta), de unos 2 kg, 500 gr de langostinos o gambas, 1 choco (sepia) mediano, 200 gr de almejas, 300 gr de mejillones, 1 cebolla mediana, 2 dientes de ajo, 3 cucharadas de tomate triturado, 1/2 vaso de vino blanco, 1/2 c/c de pimentón, agua (opcional), sal, pimienta y aceite.

Elaboración:

     Descamamos el pescado, le quitamos la cabeza, lo partimos en trozos de ración. Limpiamos el choco y lo cortamos en dados regulares; a los mejillones que quitamos las barbas y restos calcáreos y reservamos todo. 

     Las almejas las ponemos en agua con sal durante una hora en la nevera para que suelte toda la arena que puedan tener.

    Se abren los mejillones en un poco de agua, le quitamos media concha y los reservamos junto con el caldo de cocción.

     Ponemos una sartén de bordes altos al fuego con un par de cucharadas de aceite y freímos los chocos durante 5 minutos, un minuto antes de retirarlos ponemos los langostinos, los retiramos del fuego y reservamos. Luego marcamos los trozos de pescados hasta que tomen un ligerísimo color dorado y reservamos.  

     En el mismo aceite freímos la cebolla triturada a fuego lento junto con los ajos finamente picados. Cuando estén tomando un poco de color, añadimos el vino y dejamos hasta que se evapore el alcohol. Seguidamente agregamos el pimentón y revolvemos bien para que no se queme. Finalmente echamos el tomate, revolvemos y dejamos rehogar unos 5 minutos.     
     Pasado este tiempo, volvemos a poner el pescado en la sartén, incorporamos el jugo de cocción de los mejillones y lo dejamos cocer unos 3 minutos. A continuación añadimos las almejas escurridas, lo mejillones, los chocos y los langostinos, subimos a fuego medio y dejamos hasta que se abran las almejas. Retiramos y servimos.

     P.D. Si se quiere dejar más caldoso, se hace un pequeño caldo con las cabezas de las gambas y un poco de agua, como ya he explicado en otras recetas, se cuela y se le añada antes de poner el pescado nuevamente al fuego.   

1 comentario :

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.