domingo, 24 de marzo de 2013

Carrilleras ibérica con papas a la mantequilla de romero.

     Hacia tiempo que no hacía carrilleras ibéricas, receta que en casa nos apasiona por lo tiernas que son. Tuve la suerte el otro día de encontrar un par de paquetes de la marca que normalmente compro y me hice con ellas y buscando una combinación que le fuera bien me salió esto.
     Si tienen pensado hacerlas les recomiendo que utilicen las carrilleras de cerdo ibérico, por su textura y sabor.
Elaboración:
1 kg de carrilleras ibéricas, 1/2 cebolla, 2 cebolletas tiernas, 1 zanahoria mediana, 1 puerro (con lo verde), 1 pimiento verde, 5 granos de pimienta negra, tomillo, romero, rúcula, canónigos, 4 papas medianas, mantequilla, agua, sal y aceite.

Elaboración:

     Limpiamos las carrilleras de la grasa sobrante y tendones y las colocamos en una olla con una cucharada de aceite, las sellamos y reservamos. Ponemos a atemperar dos cucharadas soperas de mantequilla.

     En el mismo aceite freímos la cebolla, las cebolletas, el puerro (lo blanco) y la zanahoria, cortada en trozos regulares, durante unos 10 minutos a fuego medio. Volvemos a incorporar las carrilleras, incorporamos el pimiento troceado, lo verde del puerro, cubrimos de agua y dejamos cocer hasta que estén tiernas. Una hora y media aproximadamente o unos 30 minutos en olla rápida.

     Mientras se cuece la carne, lavamos las papas y las ponemos a cocer, con piel, en abundante agua con sal. Una vez cocidas, dejamos que se enfríen un poco, las pelamos, las cortamos a lo largo en trozos de 1,5 cm aproximadamente y reservamos.

     Una vez tengamos las carrilleras cocidas, las partimos a la mitad y reservamos.

     Ponemos la mantequilla atemperada en una sartén a fuego bajo. Mientras se derrite, echamos un par de hojas de romero y removemos para coja su aroma. Una vez derretida, freímos un poco las papas y reservamos caliente.

     Luego freímos un poco las carrilleras y vamos formando una milhojas, primero dos trozos de papa, luego dos trozos de carrilleras, así hasta tres veces, terminando con carrilleras.

     Finalmente, colocamos un pequeño puñado de rúcula y canónigos bañados con la vinagreta que se desee. Hacemos otro poco de mantequilla de romero, bañamos las milhojas y servimos.     

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.