domingo, 3 de febrero de 2013

Pastela moruna de pollo

     Hace ya algún tiempo, le comenté a un amigo argelino que trabaja como intérprete, que días antes había sido invitado por una familia marroquí a comer y me habían servido una carne especiada envuelta en pasta filo que me había vuelto loco de lo buena que estaba y cuyo nombre era Pastela.
    Mi sorpresa fue enorme cuando mi amigo me dijo, pues cuida esa amistad porque la Pastela normalmente se sirve en ocasiones especiales como bodas, bautizos, reuniones familiares, etc. por lo tanto, esa familia me habían transmitido su aprecio hacia mi persona. En ese momento lamenté no saber más de la cultura árabe porque tal vez le  hubiera agradecido de otra manera su generosidad y amistad.
Ingredientes:
1/2 kg de pechuga de pollo, 4 chalotas, cilantro, 1 trozo de jengibre de unos 2 cm., 2 c/s de ras el hanout, 50 gr de almendras fritas, 50 gr de nueces de macadamia o nuez normal pelada, 10 dátiles sin huesos, 1 c/c de canela molida, 1/2 vaso de caldo de pollo, 3 huevos, mantequilla, pasta filo, sal, pimienta y aceite.

Elaboración:

    Limpiamos la pechuga de grasa, la cortamos finamente con el cuchillo, salpimentamos y reservamos.

     Picamos los demás ingredientes, chalotas, las almendras, las nueces, los dátiles y reservamos.

     En una sartén con bordes altos ponemos dos cucharadas de aceite y echamos las chalotas picadas junto con el jengibre. Cuando esté transparente, incorporamos la carne picada y  y freímos a fuego fuerte hasta que cambie de color. Luego, bajamos el fuego, añadimos el cilantro picado y las especies, revolvemos y dejamos cocer 5 minutos.

    Pasado este tiempo, incorporamos las almendras, la nueces y los dátiles, revolvemos y dejamos 2 minutos más. Apagamos el fuego e incorporamos los huevos batidos, revolvemos para que no cuajen, y reservamos.
     Cortamos las planchas de pasta filo a la mitad de cuatro en cuatro, engrasamos una bandeja de horno con un poco de aceite, ponemos 4 molde de 10 cm de diámetro, los cubrimos con la pasta filo, haciendo el hueco, rellenaremos con la farsa, tapamos con la pasta restante, pintamos con mantequilla derretida y los horneamos a 200ºC, durante 7 minutos o hasta que tomen un ligero color dorado. Se sirve caliente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.