domingo, 20 de enero de 2013

Risotto de bogavante y langostinos

     Si esta crisis que estamos padeciendo ha tenido algo bueno, esto se ha notado después de estas fiestas navideñas. En algunos comercios regidos por grandes empresas, en la previsiones del consumo les salió el tiro por la culata, es decir, no acertaron y esto llevó a que, después de dicha fiestas aún le estuvieran entrando productos ya comprados, que esperaban vender y no pudieron.
     Cuando un amigo que trabaja de encargado en uno de estos establecimientos me llamó para decirme que me dejaba los bogavantes vivos a 6€ la pieza, no me lo pensé y me hice con una cuantas piezas y también con langostinos que los tenía también a buen precio. Ya lo habíamos comido de varias maneras y sólo nos faltaba hacer el risotto, así que aprovechando la ocasión, completé el ciclo.
Ingredientes:
250 gr de arroz carnaroli, 2 bogavantes, 300 gr de langostinos, 2 cebolletas o chalotas, 2 dientes de ajo, 1 litro de caldo, 1/2 vaso de vino blanco, 100 ml de nata, 1 c/s de mantequilla, queso rallado
Sal y aceite de oliva 

Para el caldo:
10 cabezas de gambas y las cáscaras, 1/2 cebolla, 3 ajetes tiernos, 1 puerro pequeño, 1 rama de apio, 1 zanahoria pequeña, 1/4 vaso de brandy, 1,5 litro de agua
Sal y aceite de oliva

Elaboración:

     Primeramente, pelamos los langostinos, y hacemos el caldo poniendo un caldero hondo al fuego con un par de cucharadas de aceite y rehogamos las verduras cortadas en dados. Cuando esté a medio hacer añadimos las cabezas y cáscaras de los langostinos y las freímos un par de minutos, hasta que tomen color. 

     En ese momento presionamos las cabezas para que suelten todo el jugo y revolvemos, vertemos el brandy, calentamos y flameamos. Cuando se apague el fuego, rehogamos un poco, añadimos el agua templada y dejamos cocer 20 minutos, luego colamos y reservamos.

     Mientras se cuece el caldo, en el recipiente donde vayamos a hacer el arroz ponemos un par de cucharadas de aceite y freímos los dos dientes de ajos. Cortamos los bogavantes a la mitad y, cuando se frían los ajos, los retiramos y freímos los bogavantes hasta que su carne adquiera un tono dorado. retiramos y reservamos.

     Picamos finamente las cebolletas o chalotas y las rehogamos a fuego suave durante unos 35 minutos. Vertemos el vino, subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol, luego agregamos el arroz y revolvemos un par de minutos. Luego echamos dos cucharones de caldo y revolvemos hasta que se consuma, luego un cucharon y medio y así sucesivamente hasta que el arroz esté en su punto.
     Cinco minutos antes de terminar la cocción cortamos los langostinos, guardando cuatro para la decoración, y los echamos en el arroz para que se cuezan. Finalizada la cocción, le ponemos la nata y revolvemos, luego la mantequilla y dejamos hasta que se derrita. Finalmente volvemos a meter los bogavantes en el arroz y dejamos a fuego suave un par de minutos. 

     Ponemos la ración de arroz en el plato junto a 1/2 bogavante por comensal, el queso rallado sobre el arroz, un langostino de decoración y servimos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.