jueves, 29 de noviembre de 2012

Judías (alubias) con codornices

     Que decir de este plato, que es uno de mis favoritos como plato de cuchara. Un plato que, aparte de lo sabroso que es, cubre las necesidades diarias de una familia con un mínimo coste, los único que pudieran tener problemas son aquellos que creen que las legumbres son perjudiciales en las dietas.
     En fin, peor para ellos, pero todos los endocrinos que conozco dicen que las legumbre son imprescindible en una dieta al menos una vez a la semana por los aportes que da para la buena circulación sanguínea, pero como todo, sin abusar de ellas.
Ingredientes:
600 gr de judías blancas, 4 codornices, 1 cebolla mediana, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1 cabeza de ajos, 5 granos de pimienta, 4 clavos de olor, 1, 5 litro de caldo de pollo (a ser posible casero), 1 trozo de tocino, agua, sal y aceite.

Elaboración:

     El día anterior o al menos 8 horas antes, ponemos las judías en remojo cubiertas de agua fría.

     En una olla a presión ponemos las judías ya hidratadas, los pimientos cortados por la mitad a lo largo, la cebolla con los clavos de olor clavados en ella, los granos de pimienta, la cabeza de ajos sin llegar a pelar del todo y un chorrito de aceite de oliva virgen.

     Cubrimos de agua fría y la ponemos a cocer a fuego medio hasta que alcance el hervor. En ese instante cerramos la olla, esperamos hasta que empiece a salir el vapor, bajamos el fuego y dejamos cocer durante cinco minutos. Apagamos el fuego y dejamos dentro de la olla hasta que se enfríe.

    Abrimos la olla, retiramos la verdura y escurrimos el agua. Pasamos las verduras por el pasapurés, cuidando de retirar los clavos de olor y dejar sólo 2 dientes de ajos, y la vertemos sobre las judías.

     Limpiamos, lavamos y retiramos todos los restos de plumas y cañones de las codornices y las salteamos en una sartén con un par de cucharadas de aceite. 
     Ponemos al fuego un cazo con bordes altos, añadimos el caldo de pollo y cocemos el tocino cortados en dados y las codornices hasta que estén tiernas. Una vez cocidas lo vertemos todos sobre las judías  les damos un hervor, ponemos al punto de sal y servimos caliente.

     P.D. Aunque para la foto puse la codorniz entera, aconsejo que se ponga troceada o bien que se sirva en plato aparte y que el comensal la parta a su gusto. También decir que este es un plato que se puede hacer con las judías precocidas de bote al igual que las codornices, lo que lo convierte en un plato que te puede sacar de un apuro en un momento dado, aunque no quede tan sabroso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.