domingo, 24 de junio de 2012

Pollo a mi estilo

     La carne que nunca ha de faltar en ninguna cocina. Posiblemente, el animal que más hambre a matado en este mundo, al igual que el cerdo se aprovecha todo y de él, aparte de la carne, se saca caldo, consomes, pinchos y patés con sus higadillos, etc. y como no, el imprescindible aliado para toda las dietas.

     Se puede preparar de cualquier forma, en cada país, estado o ciudad, lo hacen de forma diferente y, si te pusieras a probar cada una de ellas, a cada cual resultaría más sabrosa o tanto como la anterior. Después de hacerlas de muchas formas, al final, con este majado que le hice un día, en casa no me dejan hacerlo de otra forma.
Ingredientes:
1 pollo de corral de unos 2 kilos, 3 dientes de ajos, 1 naranja mediana, 2 limas, 1/2 c/c de cominos, 5 granos de pimienta negra, 1 c/c de orégano fresco picado, 1/4 vaso de vinagre de vino blanco, 1/2 vaso de aceite de oliva, 1/2 vaso de vino blanco, sal gruesa y aceite.

Elaboración:

     Exprimimos la naranja y las limas y reservamos lo zumos.

    En un mortero ponemos un poco de sal, los ajos partidos, la pimienta, el orégano y los cominos y los machacamos hasta obtener una pasta. A continuación le agregamos el zumo de la naranja, revolvemos y después el zumo de las limas y volvemos a revolver. Seguidamente le añadimos el vinagre, luego el aceite y revolvemos hasta que emulsione un poco y reservamos.

     Una vez tengamos el majado preparado no vamos con el pollo que ya tendremos limpio, lavado y colocado en una bandeja para horno. Con mucho cuidado y, si se quiere, con la ayuda de una cuchara vuelta al revés, despegamos la piel de la carne incluso la de los muslos. Una vez lo tengamos hecho, colocamos una cucharada del majado en  su interior y después, un par de ellas entre la piel por todos sitios para terminar con el resto por encima.

     A continuación, vertemos un chorro de aceite de oliva por encima, agregamos el vino a la bandeja y metemos en el horno, previamente calentado a 180ºC, durante 45 minutos. Luego subimos la temperatura hasta los 230ºC y lo dejamos 5 minutos más para que se tueste.
     Una vez terminada la cocción, retiramos el pollo de la bandeja y lo partimos en cuartos. Recogemos el jugo de la bandeja, colamos. Si se quiere, se puede espesar un poco.

     Servimos acompañado con la guarnición deseada, en este caso un poco de arroz jazmín y unos panecillos con sabor a ajo, y rociamos con el jugo de la cocción.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.