domingo, 27 de mayo de 2012

Pechuga de pollo rellena de gambas con salsa de roquefort y aceite de gambas.

     Bueno, como le dije a la endocrina, una vez a la semana me saldré de lo que me has mandado y como dijo que como no fuera un banquete no habría problemas, hoy decidí hacer unas pechugas de pollo rellenas. Este plato lo conocí la primera vez que fui a la isla de Fuerteventura en un restaurante, por entonces con cierta fama, que se le conoce como el "Restaurante de Mariquita Hierro", en el Cotillo.
     Debo reconocer que cuando me ofrecieron el plato me dejó un poco de aquella manera, "pollo, gambas y salsa roquefort", pero a la vez diferente y por eso lo pedimos mi mujer y yo y desde luego que acertamos.
Ingredientes:
4 pechugas de pollo, 50 gr de gambas pelada pequeñas, 8 gambas medianas, 50 gr de queso roquefort u otro queso similar, 200 gr de nata, sal, pimienta y aceite de oliva.

Elaboración:

     El día anterior, en medio vaso de aceite, echamos el contenido de la cabeza de 4 gambas apretándolas, revolvemos, tapamos y reservamos en la nevera.

     Ponemos un cazo al fuego suave con la nata y el queso partido a cuadro pequeños y dejamos hasta que el queso se funda por completo, revolviendo de vez que cuando.

     Las cuatro pechugas las cortamos a la mitad sin llegar a partirlas y salpimentamos. Pelamos las gambas y ponemos dos en cada pechuga de modo que salgan un poco por los extremos, luego ponemos unas cuantas peladas. Enrollamos las pechugas y las trabamos con unos palillos para que no se abran al freírlas y se salga el relleno.

     Freímos las pechugas en abundante aceite caliente, partimos el rulo a la mitad y servimos acompañado de un poco de salsa y del aceite de gambas.

P.D. Si no quieren complicarse mucho, rellenan una parte de la pechuga con las gambas, la tapan con la otra mitad, la traban con los palillos y las fríen así. Dan el mismo resultado, solo cambia la presentación, ya suelo hacerlo así cuando somo muchos a comer y todo el mundo feliz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.