domingo, 5 de febrero de 2012

Fabas con carne de cabra curada.

     Me hicieron llegar hace unos días unos trozos de carne seca de cabra y la verdad es que me cogió de sorpresa porque nunca la había visto y ni siquiera sabía que se comercializaba así. Aunque me dieron unos consejos para su preparación, me informé a través de la red y desde luego, cuantas costumbres hay en nuestro país que aún muchos ignoramos.
     Explicado a groso modo, como todo en esta vida fue la necesidad la que llevó a elaborar este tipo de carne. Antiguamente los pastores tenían que guardar el ganado durante casi todo el año, irse a los montes a buscar los pastos frescos y moverse con el mismo según las estaciones, esto llevó a tener que, antes de irse a los montes, sacrificar el animal, ahumar y secar la carne para luego poderla lleva en los zurrones y tener para comer durante el invierno, cocida a fuego lento.   
Ingredientes:
1/2 kg de fabas, 1 Kg de carne de cabra seca, 1/2 kg de palomita, 2 chorizos frescos, 2 morcillas frescas, sal y agua.

Para la tapa:
Crema de morcilla: un poco de alubias cocidas, un poco de chorizo cocido y caldo de cocción. Ademas, carne deshuesada y picada, crema de morcilla y mantequilla.

Elaboración:

     Se ponen en remojo el día anterior la carne y las fabas para que se hidraten.

     Al día siguiente ponemos la carne una olla y la cocemos a fuego lento durante una hora. Pasado este tiempo, le añadimos los restantes ingredientes, menos la sal, lo cubrimos de agua y lo dejamos cocer por espacio de unas dos horas y medias más, siempre a fuego lento, hasta que la carne y las fabas estén hechas, que será el momento de ponerlas a punto de sal y servir.

     (Si la hacemos en olla a presión, cocemos la carne durante una hora y media antes, luego la introducimos en la olla junto a los demás ingredientes, la cubrimos con agua tibia y la dejamos hervir. Cerramos la olla y la dejamos cocer por espacio de una hora al 2, a fuego lento, después de empezar a salir el vapor.)

     En el caso de que le sobre algo, aquí tienen una idea para servirlo en forma de tapa y quedar como reyes.

     Ponemos las alubias junto con un poco de caldo y un par de trozos de chorizo en el vaso de la batidora y batimos hasta obtener una crema de fabada. Deshuesamos y picamos un buen trozo de carne que mezclaremos con la crema de morcilla, la ponemos en un cazo al fuego con un poco de mantequilla y ligamos bien. Servimos en un plato un poco de crema y sobre esta la carne.
          

2 comentarios :

  1. me parece que has sabido recoger en la receta toda la esencia de esa carne y su forma peculiar de conservarse.... felicidades! tiene que estar riquísimo!!! un beso, sigue así.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Eva, tu también tienes algo de culpa que saliera así.

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.