viernes, 13 de enero de 2012

Lasaña

     Este año tendré que ocuparme más de la pasta. El pasado año, si bien hice bastantes recetas, fueron muy pocas las que puse aquí porque eran las clásicas recetas que todos sabemos hacer. Esta lasaña no se sale de lo normal salvo un poco de Ras el Hanout, para darle otro toque a la carne.
Ingredientes:
12 placas para lasaña, 400 gr de carne de ternera, 300 gr de cerdo, 2 cebolletas, 2 dientes de ajo, 200 gr de salsa de tomate casera, 1 c/c de comino molido, 1 c/s de Ras el Hanout, 1/4 vaso de vino blanco, 1 c/s de mantequilla, 1 c/s de harina, 1 litro de leche entera, nuez moscada, queso para fundir al gusto, sal y aceite.

Elaboración:

     Se mezcla las carnes en un bol, se pone a punto de sal y se reserva.

     Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y freímos las cebolletas y los ajos finamente picados. Una vez estén en su punto le añadimos la carne, revolviendo y dejamos que se haga hasta que cambie de color. Seguidamente le añadimos el vino blanco y dejamos hasta que reduzca totalmente.

     Una vez reducido el vino, le añadimos la salsa de tomate y mezclamos bien, seguidamente incorporamos el comino y el Ras el Hanout y revolvemos para que se impregne toda la carne, dejamos cocer unos 5 minutos más y apartamos del fuego.  

     Mientras se hace la carne, ponemos un caldero grande al fuego con agua y cuando hierva, metemos las placas de lasañas y las cocemos siguiendo las instrucciones del fabricante, procurando que no se junte entre ellas para que no se peguen.

     Para la bechamel, ponemos un cazo al fuego con la mantequilla dejando que se derrita lentamente. Una vez derretida incorporamos la harina y revolvemos constantemente para que se cueza y no se formen grumos. Cuando comience a espumar un poco se le va añadiendo la leche templada y revolviendo hasta dejar una bechamel no muy espesa. Se le añade un poco de nuez moscada, se mezcla bien y se reserva caliente.

     Una vez todo cocido montamos las lasañas individuales. Ponemos aceite en una placa de horno y la extendemos con una servilleta de papel para que quede toda impregnada. Colocamos cuatro placas de lasaña, cubrimos con la carne y bechamel, tapamos con otra placa y repetimos la operación y cubrimos con la tercera placa. Sobre ésta última colocamos una buena porción de bechamel y el queso para fundir.

     Metemos en el horno a 200ºC, previamente calentado y dejamos hasta que se funda el queso y servimos inmediatamente.

2 comentarios :

  1. tiene que estar riquísimaaaaa, me encanta el rah!! un beso maestro!!!

    ResponderEliminar
  2. Te lo puedo asegurar. Los caníbales que tengo en casa casi me dejan sin nada.

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.