lunes, 19 de diciembre de 2011

Calamares con pimientos

     A estas alturas ya es del todo sabido que me apasiona la comida oriental, en especial la japonesa y la tailandesa. Es la influencia de varios amigos orientales que he tenido a lo largo de mi vida y que muchas veces tuve la ocasión de probarla, viéndola hacer en vivo y en directo. Lo que siempre me maravilló fue el sentimiento que ponen al hacer cualquier plato por simple que sea.
     Este es uno que, viendo los ingredientes parece un plato de alta cocina pero que al final no tiene que envidiarle nada a estos, una vez finalizado.
Ingredientes:
Pasta de especias:
2 chalotas, 2 c/s de aceite vegetal, 1 c/s de aceite de guindilla y gambas, 1 guindilla picante, 50 gr de jengibre, 1 c/c de pasta de lemon gras, 5 hojas de cilantro picado, 4 semillas de cilantro molidas, 2 c/c de comido molido, 1 c/c de azúcar moreno y sal.
Para los calamares: 
1 kg de calamar mediano, 2 pimientos rojos, 150 gr de yogur, 1 lima y 1/2 vaso de leche de coco.

Elaboración:

     Primeramente hacemos el aceite de guindilla y gambas. En dos cucharadas soperas de aceite vegetal colocamos una pequeña guindilla partida y el jugo de la cabeza de dos gambas. La dejamos reposar unos 30 minutos y luego la colamos.

     Limpiamos, lavamos y cortamos los calamares en anillas no muy finas y los pimientos en tacos medianos

     Una vez tenemos el aceite de guindilla y gambas, lo ponemos en el vaso de la picadora junto a todos los demás ingredientes de la pasta y trituramos. La masa resultante la ponemos en un cazo adecuado o wok y la salteamos unos minutos. Seguidamente se le añade el pimiento y se saltea un par de minutos.Luego se le añade el yogur y se le da un hervor. 

      Se echan los calamares y se cuece unos minutos, luego el zumo de la lima y por último se le incorpora la leche de coco, se deja que hierva a fuego lento por espacio de unos cinco minutos y se sirve caliente.

     Se puede servir sólo o acompañado de alguna guarnición. Yo siempre lo acompaño con un poco de arroz basmati o jazmin, ambos muy aromáticos y que, junto al olor que desprende el plato, hace la delicias de los comensales.
     
    

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.