sábado, 15 de octubre de 2011

Raviolis de calabacín

     Debo confesar que la textura de los calabacinos no me gusta. Nunca los pasé y la verdad es que no encuentro una razón o justificación para ello ya que si me como la crema y si va acompañada con espárragos mejor que mejor. No obstante, como a toda mi gente le gusta, hace tiempo que tenía en mente esta receta y hoy me he puesto a ello, pudiendo comprobar que lo puedes utilizar de distintas maneras, como pincho, de tapa, de primer plato, etc. de la manera que lo presente creo que no dejaría mal a nadie.
 Ingredientes:
3 calabacinos alargados, 150 gr de carne vacuna, 100 gr de carne de cerdo, 2 cebolletas, 3 cebollinos orientales, 1 diente de ajo, 50 gr de almendra troceada, 3 hojas de albahaca fresca , 1 c s de queso Mascarpone, sal pimienta y aceite

Para la salsa:
1 c s de crema de almendras, 100 ml de nata líquida y sal de aceitunas negras.

Elaboración:

     Cortamos finamente las cebolletas, el ajo, y los cebollinos y lo ponemos a freír a fuego suave en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva. Pasados unos 10 minutos, salpimentamos la carne y la añadimos a la sartén, le damos un buen meneo y seguidamente agregamos la albahaca finamente picada. Mientras, vamos tostando un poco las almendras troceadas, sin que lleguen a tostarse demasiado para que no amarguen y, pasado unos cinco minutos se la añadimos a la carne, dejando cocer otros cinco minutos más. Finalmente, apagamos el fuego, apartamos la sartén e incorporamos el queso Mascarpone, revolvemos para que ligue con la carne y reservamos.

     Es el momento de cortar los calabacinos, los cuales lavaremos bien y cortaremos las puntas. Los ponemos en vertical y con un cuchillo bien afilado, zumo cuidado y mucha paciencia, vamos cortando tiras casi transparentes, lo que nos ayudará mucho a la hora de trabajar el ravioli. No obstante, si se tiene un cortafiambres lo tendrán más fácil. Una vez cortadas las tiras, vamos cogiendo de dos en dos y, haciendo una cruz, ponemos un poco de farsa sobre la de arriba, envolvemos y posteriormente envolvemos la de abajo, dándole la forma del ravioli o de paquetito. Una vez hechos todos, salpimentamos y freímos en aceite bien caliente hasta que estén un poco crujientes.

     Ponemos un cazo al fuego muy suave, con la cucharada de crema de almendras, le añadimos la nata, mezclamos y dejamos cocer lentamente para que espese y obtener una salsa espesa. Le añadimos como una cucharadita de las de postre, rasa de sal de aceitunas negras, revolvemos y reservamos.
   
     Finalmente emplatamos de la forma que más creamos conveniente acorde a como los vayamos a comer y servimos.

3 comentarios :

  1. Muy ricos y muy bien explicado todo! muchas gracias, un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola, pues para no gustarte el calabacin, con este me has dejado maravillada !!!

    tiene que estar delicioso !!

    un beso, y feliz semana

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.