lunes, 19 de septiembre de 2011

Chocos rellenos de gambas y sus rejos.

     Hace ya algún tiempo me dio un cólico biliar que me tuvo fuera de juego durante un buen tiempo. Significó, al estar practicando aún artes marciales, el dejar todo tipo de deporte durante dos años. Este hecho me hizo engordar mucho y ponerme en manos de una endocrina. Tras oír el motivo de mi presencia allí me dijo, "si vienes buscando dietas milagrosas, por donde mismo entraste te vas. Yo no doy dietas, yo enseño a comer". Desde luego lo cumplió, adelgacé 17 kilos.
     De los menús que me dio, he apartado algunas recetas que he modificado un poco, sin que ello signifique que deja de ser sana, así como cuidando la presentación que también ayuda.
Ingredientes:
4 chocos (sepias) medianos, 8 gambas o langostinos, Shashimi togarasi (polvo 7 especias japones), sal, pimienta y aceite.


Para la salsa:
1 puerro pequeño, 1 pimiento verde, 2 dientes de ajo, aletas y trozos del choco, 4 cabezas de gambas, 1/2 vaso de vino blanco, coñac, agua, sal y aceite.

Elaboración:

     Limpiamos y lavamos los chocos guardando las aletas y los rejos. Abrimos el cuerpo por un costado y sacamos uno o dos filetes, según el tamaño, rectangulares y le hacemos incisiones por una de las caras, a lo largo y a lo ancho, sin llegar a cortar del todo y reservamos.

     Pelamos las gambas, dejándoles las cabezas a cuatro de ellas, le ponemos un poco de sal y polvo siete especias (cuidado que es picante). Reservamos

     En un cazo con un par de cucharadas de aceite de oliva, freímos el puerro, el pimiento y el ajo a fuego lento por espacio de unos 20 minutos. Incorporamos las aletas y trozos del choco  y seguimos cociendo hasta que se evapore el agua que suelten. A continuación, le ponemos las cabezas de las gambas, calentamos un poco y las presionamos para que suelte su jugo.

     Añadimos el vino y un chorrito de coñac, flameamos y dejamos reducir hasta que se consuma gran parte del líquido. Ponemos un poco de sal, y por último echamos el agua caliente dejando cocer por espacio de otros 15 minutos. Para finalizar, se tritura todo, luego se pasa por el chino y se reserva caliente.

     Se saltean en un poco de aceite los rejos y las gambas y se reservan calientes.

     Se hacen los chocos en la plancha. Primeramente por la parte que no tiene las incisiones y luego por la que si las tiene, esto hará que se cierren para poder poner en su interior el relleno con cuidado. Una vez hechos se coloca en el interior parte de los rejos, una gamba sin cabeza y otra con la cabeza dejando que esta asome un poco por el centro.

     Se sirve caliente con la salsa, y si se quiere, con un poco de arroz, como se presenta en la fotografía.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.