sábado, 4 de junio de 2011

Nigiri

     Una de las comidas más sanas y saludables, como ya dije. Otro ejemplo de simplicidad para hacerlo, belleza, en su decoración y exquisitez en su degustación. Bien es cierto que, posiblemente, ocurra como con la comida China porque cada vez que le preguntas a un oriental eso de, "¿oye, un sitio bueno para comer comida japonesa?, siempre recibes la misma respuesta, ¡¡Japón!! y lo mismo ocurre con la china. 
     Pero, si ya de por sí es buena aquí, no quiero pensar como será en Japón. Sea como fuere, quiero aportar lo que he aprendido con mis amigos orientales.
Ingredientes:
350 gr de arroz para sushi, 1 c s de azúcar glas, 1 c s de vinagre de arroz, 1 c c de sal y agua.

Acompañamiento:
Atún rojo fresco cortado en rodajas finas, rejos de pulpo cocidos y partidos por su mitad a lo largo, huevas (trucha, bacalao, lumpo, etc. la que más guste), salmón, lonchas de pescados ahumados, tortilla francesa, solomillo, solomillo de cerdo, en fin, lo que más les guste.

Elaboración:

Para el arroz: Poner el arroz en un cazo grande con 400 ml de agua y llevar a ebullición. Se deja hervir unos 5 minutos, hasta que se formen unos pequeños hoyos o túneles en el arroz. Se reduce el fuego al mínimo y se deja cocer otros 10 minutos, o hasta que absorba el líquido por completo.

     Mientras se va preparando el aliño poniendo en un cazo a fuego suave, vertemos el vinagre de arroz, la sal y por último el azúcar, vamos removiendo despacio para que el azúcar se disuelva bien y el vinagre pierda fuerza.

     Una vez cocido el arroz, se vuelca todo en una bandeja, a ser posible de metal, y lo dejamos enfriar. Cuando esté casi frío, vertemos el aliño por encima y removemos con cuidado de no romper los granos, para que se mezcle.

Montaje y emplado:
     Una vez todo preparado, vamos cogiendo una buena cucharada de arroz, le damos forma y la colocamos en el plato. Una vez el arroz en los platos, comienza la distribución de sabores a colocar sobre el mismo, atún, salmón, pescado ahumados, huevas, etc.

     P. D. Hay personas que no les gusta o no soportan el sabor del pescado o carne cruda y para esto me enseñaron dos soluciones que siempre dan resultado. Cuando se presente este problema, pregúntale al comensal cómo le gusta la carne, si te contesta que poco hecha, pon la loncha en la sartén con un pelín de aceite y márcalo sólo por una cara, sirve igual para el pescado. Esto hará que la carne o el pescado pierda gran parte de su sabor a crudo y no lo rechacen. Y la segunda, simplemente hacerlo al gusto del comensal.

1 comentario :

  1. No he probado aun el sushi, pero con esta explicación voy a incluso a cocinarlo, gracias

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.