domingo, 19 de junio de 2011

Carajacas

     Nombre raro para algunos verdad?. Si alguno de ustedes, no canario, vienen de vacaciones y en un momento dado oyen que alguien le dice a otro "fulanito tiene jodida la carajaca", no piensen que se está refiriendo a algún instrumento musical u otro cachivache. Lo que le está comunicando es que "fulanito´está enfermo del hígado".
     No se de donde viene este nombre, como muchos otros, posiblemente se debe al carácter socarrón, burletero y parrandero del canario ya que hay que serlo, y mucho, para llamar, por ejemplo, a la cabeza, "la entendedera o el sentío", al cogote "el totiso" y así un largo etcétera para el que necesitaría un libro.
     Pues dicho esto, ya saben que la receta, traducido al cristiano, se titularía "Hígado" sin más, que a su vez se baña con un adobo de los tantos que tiene la cocina canaria. Vamos p' ya"
Ingredientes:
1 kg de hígado fresco (vaca, ternera o cerdo) en filetes, 4 papas mediana, 8 dientes de ajo, 1/2 pimienta picona, pimentón, orégano, sal, vinagre y aceite.

Elaboración:

     El día anterior, en el siempre imprescindible mortero de las cocinas canarias, machamos los ajos con un puñadito de sal y la pimienta picada hasta obtener una masa. Le añadimos un poco de pimentón y otro de orégano y seguimos machacando. Finalizamos incorporando el vinagre, removemos, después el aceite, emulsionamo y reservamos.

     Lavamos y limpiamos el hígado de telillas, lo cortamos en trozos de bocado, lo ponemos en un bol y le añadimos el majado anterior. Tapamos con film transparente y a la nevera.

     Al día siguiente, vamos sacando el hígado del bol, lo escurrimos un poco, lo freímos y ponemos en el plato. Una vez frito, se pone el adobo que quedó en un cazo, se le da un hervor y salseamos los filetes de hígado. Servimos con papas sancochadas (cocidas) o fritas.

     P.D. Cuando una receta lleva un adobo, las cantidades que pongo son las que suelo utilizar, esto no quiere decir que sean necesariamente las que lleva. Si por mi fuera, pocos se comerían los platos canarios que preparo ya que me encanta lo picante, pero tenemos que adaptarlo a las personas que se van a sentar a la mesa, por lo tanto, hacer pruebas hasta que le den el toque personal.

2 comentarios :

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.