sábado, 18 de junio de 2011

Ajoblanco de mango con kumquat

      Este es uno de los platos que, junto al gazpacho, más me gusta de la cocina andaluza. Sencilla, rápida y con una cantidad de variantes enormes, no es de extrañar que muchos grandes maestros de la cocina lo utilicen, bien en su receta original o con cualquier variante, para terminar platos que con tan sólo verlos  comienzas a salivar.
     No se sabe a ciencia cierta cómo o donde nació esta receta pero, una gran mayoría de entendidos coinciden que es de origen árabe y se remonta a la ocupación de Andalucía. Hoy tocaba estar con los amigos y como el día no acompañaba mucho, ya que hacía bastante calor pero el sol se negaba a salir, vi los ingredientes que tenía y lo hice, cosa que se agradeció porque esta sopa se toma fría y desde luego, sienta de maravilla.
Ingredientes:
250 gr de manga peladas y cortada en trozos, 1 rebanada de hogaza de pan mediana del día anterior (si es hecho en horno de leña mejor), 200 gr de almendra peladas y fileteadas, 2 dientes de ajo, 6 naranjas chinas kumquat deshidratadas, 2 c s de vinagre de jerez, agua, sal, pimienta y aceite de oliva.

Elaboración:

     Pondremos los trozos de manga en un recipiente hondo y le añadimos las almendras, el pan en trozos y los ajos, con el germen quitado para hacerlo menos pesado. Lo trituramos con la batidora y cuando tengamos una crema un poco espesa, incorporamos 1 vaso de agua, el vinagre y volvemos a batir. Si vemos que ha quedado muy espesa le añadimos un poco más de agua.

     Cuando esté bien mezclado, le vamos añadiendo un hilo de aceite y batiendo para que emulsione y es aquí, cuando se le da la textura deseada. Se salpimienta al gusto y se mete en el frigorífico hasta  el momento de servir.

     Se les quita la pequeña pipa que tienen las naranjas kumquat, a las que habremos tenido hidratando en agua unas 3 horas, se pican finamente dos de ellas, dejando las otras enteras  para la decoración.

Emplatado:

     Servimos en un plato hondo o bol el ajoblanco, le ponemos en el centro un poco de naranja picada y, encima de esta, una naranja entera.

     P:D. Les aconsejo que hagan el plato, con al menos unas 3 horas antes de servir para que quede bien frío.  Se puede decorar con lo que quieras, lo he visto con un langostino, con jamón ibérico, con huevo duro, etc, el hecho que lo haya decorado con las naranjas estas, es porque era lo que tenía en ese momento y quise probar como quedaban y puedo decir que fue un acierto, el agridulce le da un toque muy curioso.
        

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.