sábado, 14 de mayo de 2011

Magret de pato con puré de papas y manzana y salsa de frutos del bosque.

     Tiempo que no hacia un magret y el otro día encontré en oferta unos franceses, que ya había comprado antes, y aproveché. No es una carne que me entusiasme pero reconozco que, bien preparada, es una delicia. Hay otras recetas más elaboradas pero al final, el sabor de la carne viene a ser identico si utilizas el mismo método de cocción como en esta receta.
Ingredientes:
2 pechugas de pato, 3 papas, 2 manzanas, 80 g de frutos rojos, (arándanos, grosellas, fresas, etc) deshidratados, 1/2 litro de vino Pedro Ximene u otro tipo de vino dulce, 200 ml de nata líquida, aceite, mantequilla, sal, pimienta y agua.

Elaboración:
      Ponemos a rehidratar los frutos rojos en la mitad del vino y la otra mitad lo ponemos en a reducir en un cazo al fuego lento hasta que tenga una textura de almíbar. 
     Pelamos y cortamos las papas y las ponemos a cocer en agua con sal. Descorazonamos y pelamos la manzana y la ponemos en una sartén al fuego junto con la mantequilla, hasta que se cueza y se pueda romper con un tenedor.
      Una vez cocidas las papas y la manzana, se meten en un bol y se hace el puré, trabajándolo con un tenedor. Por último se le añade la mitad de la nata y se reserva.
     A las pechugas le cortamos la piel haciéndole forma de rombos y la ponemos al fuego en una sartén con la piel hacia abajo, dejando que vaya perdiendo parte de la grasa y cociéndose a la en ella, procurando que no se queme, pero que quede tostado. Una vez haya perdido casi toda la grasa, se le da la vuelta, se baja el fuego y se cuece la parte magra, (hay personas que lo introducen en el horno por espacio de unos 15 minutos a unos 150º), en definitiva la carne debe quedar dorada por fuera y roja por dentro.
     Mientras se hace la carne, ponemos al fuego el vino con los frutos rojos hasta que evapore todo el alcohol, luego trabajamos hasta que el fruto esté blando. En caso de reducir mucho se le añade un poco de agua caliente y posteriormente se tritura. Por último se le añade la nata restante, se le da un hervor y se retira del fuego.

Emplatado:
     Ponemos el puré en el centro del plato utilizando para ello un molde, cortamos la pechuga en tacos y lo ponemos sobre el puré y decoramos.

     P.D. ¡¡Por favor, ten un poco de sensibilidad y procura no decorarlo como el de la foto!!. A la vista está que tengo que mejorar mucho este extremo y que lo mio no es la pintura ni la decoración. 

     

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.