sábado, 22 de enero de 2011

Risotto de conejo y chocolate

     Esta es una receta del maestro, David el monaguillo, que nos sigue bendiciendo con su buen hacer, aunque después se "jinque el vino y las ostias". A todos los que lo seguimos nos llamó la atención la mezcla pero debo confesar que, una vez lo hice, no me queda más que, como siempre felicitarlo. Ese punto a chocolate lo hace diferente pero con sensaciones nuevas y todas muy agradables. Les dejo la receta tal cual él la colgó.
Ingredientes:
1 conejo, 1 cebolla, 50 gr de pimiento rojo, 1 tomate partido en cuartos, 1 tomate rallado,  2 diente de ajo, 2 hojas de laurel, 1 rama de romero, 1 pizca de pimentón, azafrán, agua, 4 vasitos pequeños de arroz de grano redondo (aprox. 400 gr), 100 ml de vino blanco, 10 gr de chocolate negro (70%), 50 gr de queso San Simón.


Caldo:
Cortamos el conejo separando   las partes "menos nobles" para este fumet.
Ponemos un poco de aceite en una cazuela, añadimos esos " recortes" y los tostamos muy bien.
Añadimos los cascos exteriores de la cebolla, el tomate en cuartos, un trozo de pimiento rojo, un ajo "chascao", el laurel y la mitad del romero;  removemos  5 minutos  y cubrimos con agua  (dando caña al fondo para despegar todo)
Dejamos que se cocine el caldo un buen rato y colamos.

Mojo de higaditos:
En una sartén  doraremos concienzudamente el hígado del conejo.
Lo colocamos en un mortero con unos granos de sal  y un pelín de ajo; majamos con fuerza.
Ligamos  ese mojo con un poco de aceite de oliva (al gusto de espesor) y un par de gotas de vinagre de jerez.

Conejo frito:
En esa misma sartén, pero con un poco mas de aceite, freímos las partes más nobles del conejo (salpimentadas), procurando dorarlas uniformemente.
Lo vamos cocinando a la vez que el arroz, para llegar a tiempo.....

Risotto:
Freímos la cebolla y el ajo  picados finos hasta que estén bastante "sudados".
Le ponemos una pizca de pimentón, unas hebras de azafrán y un pelín más de romero (al gusto);  lo tostamos ligeramente y cubrimos con el tomate rallado; dejamos cocinar hasta que pierda toda su humedad.
Echamos el arroz y esperamos a que se tueste removiendo constantemente.
Le llega el turno al vino blanco..... esperamos a que se reduzca totalmente.
Y por ultimo vamos añadiendo caldo de conejo (unas 4 veces la cantidad de arroz), removiendo de vez en cuando, hasta que el grano este en su punto.

Retiramos del fuego, y le añadimos el queso, el chocolate rallado y un poco del mojo.

Removemos con suavidad  para que  ligue el conjunto. 



Emplatado:
Servimos una base del arroz, justo encima el conejo frito con un poco de su mojo y decoramos con unas lascas de San simón, romero y cebollino.

1 comentario :

  1. Muy rico, Guanche!!! te ha quedado estupendo!!!
    muchos besotes leoneses!
    (por cierto, cuando le pondrás cara a tu perfil en mi blog? no me gusta nada esa silueta azul... jeje) +besos

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.