lunes, 11 de febrero de 2019

Judías negras con pulpo y ajada

     Aprovechando unas judías negras que me regaló mi amiga Ofelia, cultivadas por su familia en Asturias, y unos rejos de pulpo se me presentó la oportunidad de hacer esta receta que me rondaba por la cabeza desde hacía tiempo. 

     La verdad es que la idea que tenia era con otro tipo de legumbres pero al ver estas, con su pequeño tamaño, pensé que eran las idóneas, así que me metí en ello. Vamos que es bastante sencilla.
Ingredientes:
350 gr de judías negras, 1/2 cebolla grande, 2 dientes de ajo, 1 puerro (con algo de su parte verde), 1/2 pimiento verde, 1 zanahoria mediana, agua, sal y aceite de oliva virgen.

1 pulpo mediano, una hoja de laurel, sal y agua.

Ajada:
100 ml de aceite de oliva virgen, 3 dientes de ajo y 1 c/p de pimentón.

Elaboración:

     Se dejan las judías en remojo en agua fría desde el día anterior, o al menos con 12 horas de antelación.

     A día siguiente, se escurren, se meten en una cazuela alta y se cubren nuevamente con agua fría hasta unos dos dedos por encima y se ponen al fuego.

     Se introduce la cebolla, los ajos machacados, el puerro, el pimiento y la zanahoria pelada y partida a la mitad. Se ponen a fuego media-alto durante los primeros 20 minutos. Cuando empiecen a hervir, se vierte un poco de agua fría para cortar la cocción, así hasta tres veces. Luego se baja el fuego y se dejan cocer por espacio de unas 2 horas aproximadamente o hasta que estén tiernas.
      Finalizada la cocción, se retiran las verduras y se mantienen calientes.

     El pulpo: Se cuece el pulpo en agua con sal y una hoja de laurel. Una vez cocido, se separan dos rejos y se cortan en trozos regulares. Se cuela el caldo y se reserva 1/4 de líquido.

     La ajada: Se vierte el aceite en una sartén pequeña y se fríen los ajos cortados en láminas. Cuando tengan un color dorado, se retira la sartén del fuego y se deja enfriar un poco. Se vierte el pimentón y se revuelve rápidamente para que no se queme. Se cuela todo y se reserva.

     Montaje: En unos platos o bol adecuados, se pone en el fondo los rejos más finos del pulpo, luego se pone la ración de judías y luego se decora con un par de trozos de pulpo de los más gruesos.
     Se finaliza vertiendo un poco de caldo por encima de las judías y un chorrito de ajada sobre el pulpo. Ambos caliente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.