miércoles, 18 de abril de 2018

Carajacas (hígado) de pollo.

     Carajacas, nombre dado al hígado en el vocablo canario. Hace ya tiempo colgué esta receta pero realizada con hígado de res. Debo reconocer que, desde que la hice con higaditos de pollo, no las he vuelto hacer con el de res.

     No es que sean mejores ni peores, el adobo que se le pone es el mismo, pero las encuentro de sabor más suaves e incluso los críos se la comen mejor.
Ingredientes:
1 kg de higaditos de pollo, 7 dientes de ajo, 1/2 c/s  de orégano, 1 c/s rasa de pimentón dulce, 1/2 guindilla, 4 c/s de vinagre,  sal, 1/2 vaso de aceite de girasol  y papas pequeñas para guarnición.

Elaboración;

     Limpiar los higaditos de grasa y la telilla que los cubre, meter en un bol con agua fría y dejar que  limpie todo resto de sangre que tenga. Cambiar de agua hasta que salga clara.

     En un mortero ancho, echar un poco de sal y los ajos pelados y troceados, machacar hasta obtener una pasta. Seguidamente se le agrega el orégano y el pimentón y se sigue mezclando. A continuación se vierte el vinagre (Yo uso de manzana o jerez reserva para que realce el sabor) y se sigue mezclando. Finalmente se le añade el aceite y se revuelve hasta que ligue bien.
     Una vez se tenga el adobo, se le añade a los higaditos, se cubre con film transparente y se deja reposar al menos 4 horas. Aunque mejor sería hacerlo el día anterior y dejarlo reposar toda la noche. 
     En el momento de freír, se van sacando del adobo, se escurre bien y se fríen en una sartén antihaderente con dos cucharadas de aceite de oliva, por tandas. Una vez terminado, se limpia bien la sartén con una servilleta, se vuelven a meter en la sartén, se le vierte el adobo y se calienta unos 2 minutos a fuego medio alto.

     Se sirve caliente acompañado de papas sancochadas (guisadas) y regadas con un poco de adobo.
  

2 comentarios :

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.