jueves, 17 de octubre de 2013

Curry de pollo Thai.

     Uno de los platos que me encanta hacer porque, el aroma con el que se llena la casa, invita a poner todos los sentidos en el mismo. Cada ingrediente que se va añadiendo, en cuanto empieza a hacer su cometido, va desprendiendo su aroma que transporta a uno a Asia en su conjunto y, para rematar, cuando el arroz jazmín o basmati, se está cociendo, es el punto culminante para terminar con la degustación y comenzar a saborear un plato sencillo pero que nada tiene que envidiar a los mayores manjares.

     La combinación de la leche de coco con el curry junto a la lima kafir y el cilantro, es algo sensacional.
Ingredientes:
1 pollo de unos 2 kg, 2 cebolletas, 1 diente de ajo, 3 c/s de curry thai en pasta o en polvo mediun, 200 ml de caldo de pollo, 400 ml de leche de coco, 3 hojas de lima kafir, jengibre, 1 lima, salsa de soja, salsa de pescado, azúcar moreno, cilantro y aceite vegetal.

Elaboración:

     Se trocea el pollo guardando el caparazón que, junto a media cebolla, un puerro pequeño, un trozo de pimiento verde y un poco de perejil, se elabora el caldo de pollo que se utilizará posteriormente.

     En una sartén con un par de cucharadas de aceite, se rehoga las cebolletas picadas finamente o en juliana (a gusto de cada cual) junto a los ajos picado en láminas o fino y el jengibre rallado. Cuando la cebolleta esté transparente, se le añade el curry y se deja cocer 2 minutos revolviendo.

     A continuación se le agrega la leche de coco, las hojas de lima kafir, el cilantro finamente picado, el caldo hecho con el caparazón del pollo y el pollo troceado, se baja el fuego y se deja cocer 20 minutos.

     Pasado el tiempo se le añade dos cucharadas de salsa de soja y un de salsa de pescado y se revuelve para que se junte todo. Se le añade la ralladura y el zumo de la lima, se deja cocer un par de minutos y a continuación 2 ó 3 cucharadas de azúcar moreno, se revuelve, se deja cocer un par de minutos más.
      Se sirve inmediatamente acompañado de arroz jazmín o basmati, cubierto de un poco de salsa.

     P.D. Si gusta el sabor del cilantro, se puede decorar con un poco finamente picado. Mi consejo es que si se utiliza para decorar, no se le agregue durante la cocción.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.