jueves, 4 de julio de 2013

Pollo marinado con salsa de albaricoque.

     Seguimos con las recetas sencillas y sabrosas. En esta mezclamos una marinada estilo oriental con el dulce del albaricoque lo que le da un toque muy particular.

     No vamos a descubrir aquí y ahora lo que es el pollo en la cocina, nada más y nada menos que el socorrista, ese que está ahí siempre, que con un poco de sal y aceite, tiene una cantidad de soluciones para salir al paso y además quedar como un gran cocinero, tan sólo con trabajarlo un poquito. Posiblemente esta sea una de esas recetas.
Ingredientes:
12 muslos de pollo sin cadera. Para la marinada: 2 chalotas, 1 diente de ajo, 1 trozo de jengibre pelado (2cm.) 3 cebolletas orientales, hierba limón (al gusto), 1 c/s de salsa de sésamo, 2 limas, 2 c/s de salsa de soja y aceite de oliva virgen.

Salsa de albaricoque:
3 c/s de confitura de albaricoque, 2 cebolletas orientales, 1 c/c de vinagre de manzana y 1 c/s de agua.

Guarnición:
500 gr de albaricoques, jarabe al 50% (50 gr de agua y 50 gr de azúcar). 

Elaboración:

     Se limpia bien el pollo, se lava y se le hace unos cortes. En un bol colocamos la salsa de sésamo, el zumos de las dos limas, las chalotas, el ajo, las cebolletas, la hierba limón y el jengibre picados y finalmente la salsa de soja, mezclamos bien e introducimos los muslos de pollo. Se cubre el bol con film transparente y se deja en la nevera al menos 3 horas, (mejor si es toda la noche).
     Para prepara la salsa, se vierte en un bol pequeño la confitura de albaricoque, el vinagre de manzana junto con el agua y se mezcla bien. Se pica finamente la cebolleta y se incorpora a la salsa, se vuelve a mezclar y se reserva.

     Se saca el pollo de la marinada, se escurre, se coloca en una fuente de horno untada de aceite de oliva virgen, se introduce en el horno, previamente calentado a 180ºC, y se asa durante 20 minutos para que se doren un poco. Pasado este tiempo, se le añade el jugo de la marinada y se deja cocer otros 20 minutos más, debiendo quedar jugoso y que se parta con el tenedor.
     Cuando falten 5 minutos para finalizar la cocción, se pelan y despepitan los albaricoques. Se pone una sartén al fuego con una cucharada de aceite de oliva virgen y se saltea la fruta por espacio de un minuto. A continuación se le añade el jarabe, (el azúcar se mezcla con el agua hasta que se disuelva y se calienta a fuego suave hasta para obtenerlo), y se deja cocer hasta que tenga una textura suave pero que no se rompan.

     Se sirven los muslos escurridos del jugo de cocción, se bañan con un poco de salsa y se acompañan con los albaricoques y un poco de arroz jazmín cocido o al vapor.

3 comentarios :

  1. Como siempre me quedo maravillada con tus recetas, una combinación riquísima, estilo oriental, me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta tiene este pollo. te acabo de llegar aqui através de...no se cómo.....
    Me gustan las recetas!

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida Marga y están a tu disposición.

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.