domingo, 23 de junio de 2013

Lasaña de carne al curry

     Podrás ser un fenómeno en la cocina, hacer unos platos maravillosos, tener contento a muchas personas con lo que haces pero, cuando te reúnes con los tuyos y haces una de estas maravillosas recetas italianas, siempre se termina con una gran sonrisa y con una sobremesa estupenda.

     Normalmente la hacemos con la salsa boloñesa pero en esta decidí darle otro toque añadiéndole un poco de curry, y el resultado fue una exclamación unánime "Maravillosa".
Ingredientes:
400 gr de carne picada de ternera, 300 gr de carne picada de cerdo, 3 cebolletas, 1 diente de ajo, 1 puerro (lo blanco), 1/2 c/c de comino molido, 1 c/s de cúrcuma, 1 c/s de curry amarillo, 1/2 vaso de leche de coco, 1 paquete de pasta de lasaña, queso para gratinar, sal y aceite de oliva virgen.

Para la bechamel:
40 gr de mantequilla, 60 gr de harina, 1 litro de leche entera, nuez moscada y sal.

Elaboración:

      En una cazuela se pone a rehogar las cebolletas picadas junto a los ajos cortados en láminas finas

     Cuando esté transparente, se le añade el comino, se revuelve y luego la cúrcuma, se rehoga bien y seguidamente se le añade la carne. Se pone a punto de sal y se deja cocer a fuego lento, hasta que cambie a un tono ligeramente marrón.

     En ese punto, se le añade el curry, se mezcla bien con la carne, luego se le añade la leche de coco y se deja cocer hasta que prácticamente absorba todo el líquido.

     Mientras, se derrite la mantequilla a fuego lento en un cazo, luego se le añade la harina y se revuelve rápidamente para que no se queme. Seguidamente se va añadiendo la leche templada y batiendo hasta obtener una bechamel no muy espesa, se le añade un poco de nuez moscada recién rallada y finalmente se pone a punto de sal.

     Una vez se tiene todo preparado, si la pasta de lasaña es precocinada, se humedecen un poco y se colocan en una fuente de horno, se le pone una capa de carne, sobre esta una de bechamel y así hasta acabar en una capa de pasta. Se vierte un poco de bechamel, encima el queso rallado y se mete en el horno por espacio de unos 15 minutos a 180ºC, cuidando que el queso no se queme.
     Una vez esté el queso un poco gratinado, se saca la fuente del horno, se deja reposar unos cinco minutos, se corta en porciones de ración y se sirve. 

     P.D. Lo ideal es usar pasta fresca pero, en caso de que no sea precocinada, se debe cocer primero y luego extenderla en la fuente, si no quedará algo dura.

1 comentario :

  1. La verdad es que una buena comida en buena compañia es lo mejor que hay.

    Y con ese toque de curry, te ha quedado un plato estupendo!!! Me ha encantado la idea!!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.