jueves, 7 de marzo de 2013

Noddles con setas sihiitake y gambas

     Las setas sihiitake se cultivan mayoritariamente en Japón y China, aparte de su uso gastronómico donde se encuentra en un alto puesto, tiene altas propiedades medicinales que se debe a un polisacárido llamado lentinano. Este polisacárido tiene un gran poder para regenerar las defensas del organismo, sobre todo contra células cancerígenas y virus en general.
     Eso ha quedado demostrado científicamente tras inyectar extracto de este hongo, conteniendo el polisacárido, en cobayas, comprobándose la reducción de tumores y el paro del crecimiento de otros en un alto porcentaje cercano al 100%, lo que le da un alto poder inmunológico
     También quedó demostrado su gran eficacia en la reducción del colesterol así como la tensión sanguínea, debido a que contiene una sustancia llamada eritadina, por lo tanto no sólo estamos ante unas de las setas mas sabrosa y que es la que más se consume en el mundo, sino también ante un portento de la medicina natural.
 Ingredientes:
4 setas sihiitake medianas frescas, 8 gambas o langostinos grandes 4 sobres de noddles secos de 80 gr cada uno, 5 cebolletas chinas, 1 trozo de jengibre fresco de unos 2,5 cm, wasabi en polvo, sal, agua y aceite de oliva.

Elaboración:

     Pelamos las gambas o langostinos y reservamos las cabezas.

     Le quitamos el rabillo a las setas, cortamos el sombrero en cuatro pedazos y las ponemos a cocer en 1 litro de agua con un chorrito de aceite de oliva de oliva, durante 20 ó 25 minutos.

   Preparamos cuatro boles y ponemos en cada uno el contenido de un sobre de noddles (fideos orientales), pelamos y rallamos el trozo de jengibre y los repartimos entre los cuatro, luego ponemos dos gambas en cada uno, 1/2 cucharadita de café de wasabi en polvo y las cebolletas picadas.
     Calentamos las cabezas de las gambas en un poco de aceite y luego apretamos sobre cada bol, dos cabeza, de forma que suelten todo su jugo y se una a los demás ingredientes.

     Finalmente, sacamos las setas del cazo y colocamos 4 pedazos en cada bol. Calentamos el caldo de cocción y cuando llegue a ebullición, lo repartimos a partes iguales, los tapamos y dejamos reposar durante 5 minutos.
     Pasado este tiempo, se deja enfriar un poco y comemos una de las sopas más sana y sabrosa que conozco.

     P.D. Si no se encuentran las setas frescas se pueden utilizar secas y se rehidratan poniéndolas en agua templada unos 30 minutos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.