jueves, 14 de marzo de 2013

Judías con chorizo y algo más.

     Ya se que el nombre de la receta no es demasiado ortodoxo, pero no se me ocurre otro. Me imagino que, como aquí, en la mayoría de los sitios cuando se reúnen quince o veinte amigos, es para hacer una buena paella o una buena barbacoa, pues no, aquí mis amigos rompen el molde.
     Vivo en un archipiélago con una temperatura media de 25ºC todo el año, pues bien, como ya en verano hacemos las barbacoas y comidas ligeras, cuando llega el invierno, a todo el mundo le da por que le haga plato de cuchara, da igual la temperatura que haga, si es frío mejor, pero si no, es igual, una buena siesta y ya está, pues esto salió de una de esas veces.
Ingredientes:
400 gr de judías, 1 cabeza y 3 dientes de ajos, 2 cebollas mediana, 1 pimiento verde, 2 zanahorias pequeñas, 300 gr de tomate triturado, 1 c/p de pimentón, 2 chorizos frescos, 2 trozos de costillas salada, 300 gr de carne magra de vaca, 150 gr de beicon en un trozo, 1 trozo de tocino ibérico salado, 1/2 vaso de vino blanco, 1 litro de caldo de carne, agua, sal y aceite. 

Elaboración:

     El día anterior ponemos en remojo en distintas aguas, las judías, las costillas y el tocino.

     Al día siguiente ponemos las judías en un caldero, las cubrimos con el caldo, añadimos la cabeza de ajos con un corte en medio alrededor no muy profundo y 1/2 pimiento. Colocamos el caldero en el fuego y las dejamos cocer hasta que estén tiernas, aproximadamente entre hora y media y dos horas. Si son de temporada con 45 minutos o 1 hora tienen.

     Mientras, hacemos un refrito con la otra cebolla, los tres dientes de ajos, las zanahorias y el medio pimiento que queda, finamente picados y a fuego lento. Pasados unos 15 minutos echamos el vino, subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol (unos 5 minutos), luego incorporamos el pimentón, revolvemos para que no se queme y por último el tomate, revolvemos y dejamos otros 10 minutos más.

     A continuación le incorporamos al refrito la carne, el beicon y el tocino cortados en dados, las costillas  en porciones y los chorizos enteros, añadimos un poco de agua y dejamos cocer a fuego medio.
     Una vez tengamos las judías cocidas, le retiramos las verduras, vertemos el caldo de cocción donde se está cociendo la carne manteniendo las judías en el caldero y destapado.

     Cuando la carne esté cocida, sacamos el chorizo, se corta en trozos y se vuelve a introducir en el caldero. Vertemos las judías, dejamos que hiervan unos cinco minutos y servimos caliente.     

3 comentarios :

  1. Umm esto cae el fin de semana!! Gracias Guanche!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Buen provecho,pero ten cuidado que son adictivas!!.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy uno0 de esos amigos de la comida y me dí una "JARTÄ" (en canario)que por la noche no pude comer nada.
    Otro amigo (Jóse)le sientan mal las judías y se comio todo el plato. al día siguiente estaba perfectamente. "por algo será"
    Te seguimos esperando.
    Paco Benítez.

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.