miércoles, 16 de noviembre de 2011

Montadito de solomillo con salsa de moras y pan sin gluten.


     Cuando tienes un sobrino de 10 años, con intolerancia al gluten (celiaco), al que le dices que vas hacer un montadito que se puede comer él, y ves la cara de alegría que pone, te llena de felicidad. 
     Pero lo que realmente me llenó y me maravilló fue en el maestro que se transformó cuando comenzamos a hacerlo. Me hizo limpiar el horno hasta quedar como una patena, luego el lugar de trabajo, utilizar una sartén y tabla de cortar nuevos, desinfección total de los utensilios a usar, etc.. y una supervisión constante que no se le escapaba una. Esto me hizo pensar mucho del grave problema que tienen los celiacos pero a la vez, me llenó de alegría el ver con la gran naturalidad que lleva su enfermedad.
Ingredientes:
1 solomillo de cerdo, 500 gr. de moras (frescas o congeladas), 2 c/s de ron, 2 c/s de azúcar, el zumo de ½ limón, pan sin gluten, cebollino picado, sal, pimienta y aceite de oliva.

Elaboración:
     Se limpia bien el horno para no contaminar el pan. Se calienta a 200º C durante 15 minutos y horneamos el pan siguiendo las indicaciones del fabricante.
    
   Mientras, se pone en un cazo las moras (guardando algunas para la presentación), cuando empiecen a soltar el jugo se van presionando con una cuchara de madera. Una vez casi todas machacadas, se le añade el limón, luego el ron y subimos el fuego para que se evapore el alcohol. Seguidamente pasamos por el chino, la volvemos a introducir en el cazo, le añadimos el azúcar, revolvemos y dejamos hacer hasta que tome una consistencia algo espesa.

     Se corta el solomillo en trozos del mismo tamaño que el pan, se salpimientan, se pone una sartén al fuego y, cuando esté caliente, se le añade un poco de aceite y se hacen los solomillos, sellándolos primero por todos lados.  
     
     Una vez hecho el solomillo, dejamos que repose un par de minutos al calor para que se asiente los jugos.  Cortamos el pan a la mitad, ponemos un poco de salsa en la miga, colocamos un trozo de solomillo loncheado sobre una de las partes, encima se coloca una mora, luego un poco de salsa, cebollino picado y se emplata.

    P.D. Es aconsejable que todo aquel material que se vaya a utilizar para elaborar este plato sea debidamente lavado, y a ser posible, pasarlo un poco por agua hirviendo. Igualmente que, cuando se esté trabajando en él no haya ningún otro producto, de ninguna clase que pueda contaminar los que se están utilizando. 

3 comentarios :

  1. como nos alegramos que te hayas animado a hacer un montadito sin gluten!! Seguro que los blogs celíacos te lo agradecerán. A ver si tienes suerte en el concurso, porque como habrás podido comprobar el nivel está siendo buenísimo!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con todas las ganas de probar ese solomillo con esa salsa de moras!! probaré a ver, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Astrid...

    Juanjo, no te arrepentirás...

    Saludos.

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.