sábado, 21 de junio de 2014

Pato con salsa de soja, naranja y miel.

     El pato, mientras que en Francia es muy usual comerlo, en mucho países es una receta que se hace en grandes ocasiones o fechas señaladas como puede ser en Navidad. En casa no tenemos ese problema, si tenemos ganas y podemos, lo comemos, no somos de los que dejamos de comer un buen plato de garbanzada por ser verano, por ejemplo.

     Es una carne con la que he visto que realizan grandes platos y unas presentaciones maravillosas, ya sea entero o sólo con el magret (pechuga), así como con muchas combinaciones de sabores. Este era hermoso y no quise hacerlo demasiado complicado, mas bien de forma fácil pero no por ello menos sabroso.
Ingredientes:
1 pato de 2,5 k (aproximadamente), 3 cebolletas, 2 dientes de ajo, 1/2 vaso de vino de oporto, tomillo, laurel, romero, agua, sal, pimienta y aceite de oliva virgen.

Para la salsa:
1/2 vaso de salsa de soja, 2 naranjas (el zumo y la piel), miel, azúcar y agua.

Elaboración:

     Trocear y limpiar el pato de grasa sobrante, salpimentar y reservar.

     Pelar las naranjas, quitar todo lo posible las partes blancas de la piel, cortar en juliana fina y reservar.
     En una cazuela mediana, sellar la carne en cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen, hasta que tengan un ligero tono dorado. Freír bien el hígado, retirar y reservar.
     En el mismo aceite de freír la carne, freír las cebolletas finamente picadas. Cuando estén transparente, se le añade el vino, se sube un poco el fuego y se deja reducir unos 5 minutos. 

     Mientras, en un mortero, se machacan los ajos junto con el hígado hasta formar una pasta, se agrega a la cazuela y se deja cocer 5 minutos más.
     Se incorpora nuevamente la carne, se cubre con agua dejándolo a ras, las hierbas aromáticas y se deja cocer a fuego medio hasta que la carne esté hecha.

     Cuando falte aproximadamente unos 15 minutos para terminar la cocción, se pone un cazo al fuego con la salsa de soja junto con el zumo de naranja y se deja reducir a fuego lento.
     En otro cazo, se hace un jarabe poniendo la misma cantidad de azúcar que de agua y se cuecen las tiras de naranja que se utilizaran para la decoración.

     Cinco minutos antes de servir, se le añade la miel a la salsa, se diluye bien y se deja reducir otro poco. 

     Se saca la carne y se sirve caliente, salseada y decorada con la piel. La guarnición es a gusto del consumidor.

1 comentario :

  1. Que bien te quedo el pato que pintaza, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.