miércoles, 2 de mayo de 2012

Corvina con salsa de maracuyá sobre bizcocho de puerro y guanábana

     Seguimos investigando con algunos sabores de productos que me hacen llegar o consigo de alguna manera. La guanábana la conocía desde hace mucho tiempo pero no sus propiedades, que aconsejo a aquellos que no la conozcan que se informen, así que, me tengo que hacer con más pulpa para seguir indagando con los batidos, postres y vasos.
     Esta primera vez la he utilizado en el bizcocho y como salsa y desde luego promete para posibles nuevas combinaciones.
Ingredientes:
4 lomos de corvina, sal, pimienta y aceite.

Salsa de maracuyá:
2 tazas de pulpa de maracuyá, 1 taza de agua, 2 cucharadas de azúcar, 2 dientes de ajos finamente picados y mantequilla. Para la de guanábana: 1 c s de pulpa de guanábana, 1 c s de leche y azúcar.

Bizcocho de puerros y guanábana:
2 c s de aceite de oliva, 2 puerros pequeños, 100 gr de harina de fuerza, 1/2 c s de levadura en polvo, 2 huevos, 2 c s de pulpa de guanábana, 2 c s de leche y mantequilla.

Elaboración:

     Para que todo nos salga más o menos al mismo tiempo, primeramente hacemos el bizcocho empezando por cortar finamente los puerros y ponerlos al fuego en una sartén con una cucharada de aceite hasta que estén blandos.

     En un bol ponemos todos los demás ingredientes del bizcocho, añadimos la otra cucharada de aceite y batimos con una varilla hasta que esté bien amalgamado. Luego le incorporamos los puerros y volvemos a batir. Vertemos en un molde y metemos en el horno, previamente calentado, 20 ó 25 minutos a 160º C.

     Mientras se hace el bizcocho, ponemos la mantequilla en una sartén a fuego suave y, cuando se derrita, doramos un poco los ajos, luego añadimos la pulpa de maracuyá y dejamos calentar. Añadimos el agua y dejamos reducir un poco. Finalmente ponemos el azúcar, revolvemos bien y dejamos que reduzca a fuego suave. (En caso necesario, se termina de espesar con un poco de Maizena disuelta en un poco de agua).

     Mezclamos la guanábana con la leche y la endulzamos al gusto.

     Limpiamos bien los lomos de espinas y salpimentamos. Cortamos en trozos de ración y los hacemos en una sartén con un poco de aceite.

     Finalmente partimos el bizcocho en cuatro partes iguales, colocamos un trozo de lomo sobre el mismo, cubrimos con salsa de maracuyá y un poco de la de guanábana y le ponemos la guarnición que se desee.
       Mi gente lo quiso con unos langostinos a la plancha y así quedó el plato.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios así como las críticas, si son constructivas, son de gran utilidad, deja el tuyo que seguro que hará que me esfuerce más.